Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Superpuesta

Franchi Feeling, el imperio de los sentidos

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo
El nombre de la nueva superpuesta de Franchi, Feeling, significa sentirse bien, es decir, sentir pasión, excitación y emoción que es lo que busca la nueva generación de cazadores del siglo XXI.
franchifeeling-M
La Franchi Feeling y algunos de sus componentes.

La Franchi Feeling que recibí para la prueba era del 12/76, es decir, de 3” o magnum con báscula de aleación ligera. Al coger la caja en mano pensaba que se habían olvidado de meter la escopeta , pero no, casi no me lo podía creer, la Feeling es como una pluma y lo primero que hice fue pesarla comprobando que efectivamente pesa tan sólo 2,750 kg. Esto de que pese tan poco tiene dos lecturas, la primera es que para las largas caminatas tras perdices, codornices, etc., y pegar un tiro de vez en cuando es una auténtica gozada. La segunda es que para una tirada en puesto, más nos vale ponernos un amortiguador de retroceso en el hombro, tipo Past o similar, si no queremos que nuestra tirada se convierta en un infierno. Con cartuchos del 12/70 todavía se puede aguantar, pero con 12/76, es mucha la bofetada. Para el calibre 12, y un uso digamos mixto, recomendaría la Feeling con báscula de acero que resulta mucho más equilibrada ya que arroja un peso de 3, 250 kg. No nos olvidemos que, si bien en una semiautomática gran parte del retroceso lo absorbe el mecanismo de automatismo, en una superpuesta lo hace únicamente nuestro hombro y, a veces, con unos cuantos tiros en verano y poca ropa, duele.

Lo que más me ha gustado de la línea Feeling es que, además de poder disponer de ellas en aleación ligera o en acero, se han desmarcado de otros fabricantes ofreciendo nuevas e interesantes alternativas al 12, como son el 20, 28 y .410. En estos calibres más pequeños es realmente donde va a triunfar este modelo ya que en aleación ligera arroja un peso de 2,5 kg. para el calibre 20, 2,350 kg. para el calibre 28 y 2,450 kg. para el calibre .410. No voy a dar los pesos con básculas de acero teniendo en cuenta que en calibres pequeños lo que interesa son, precisamente, armas ligeras. Estos calibres son ideales para nuestras compañeras así como para que se inicien los más jóvenes, incluso no descartaría disponer para mí de una del 20 para codornices y caza al salto, teniendo en cuenta que la opción del 20/76 es muy similar al 12/70 salvo que hay que afinar algo más. Lo único que me llama la atención es que han obviado el 16 que es un magnífico calibre el cual está muy cerca del 12 en prestaciones y no requiere de armas tan pesadas, siendo todavía uno de los preferidos en Francia y Gran Bretaña. El 28 que había prácticamente desaparecido del mapa está resucitando, lo que me parece fantástico y dejémonos de una vez por todas de nuestra “magnum manía”, lo del burro grande ande o no ande ya es agua pasada.

La Feeling

Se maneja con una o dos manos, sube al hombro sola, no te das cuenta que la llevas… es una gozada, además tiene unas dimensiones y un equilibrio perfecto. No es ni grande, ni pequeña y da la sensación de que se adapta a ti, no que te tengas que adaptar a ella. Observando algunos compañeros cazadores, he notado como algunos a la hora de tirar se agarran y enrollan realmente alrededor de la escopeta, adaptando unas posturas totalmente antinaturales. Con esta Feeling es muy difícil que esto pase porque con ella adoptas una postura natural, la cojas como la cojas.

Las maderas

Son de nogal grado A, de poro muy abierto tintado de oscuro y acabado al aceite. Tanto el color como el acabado no son espectaculares, pero bien realizados y gustan. La culata es recta y la báscula de perfil bajo lo que proporciona un buen y rápido alineamiento de los cañones al encarar. El pistolet tiene una curvatura muy pronunciada y podría ser casi un ‘Príncipe de Gales’ si no fuera por el pomo que no es redondeado, pero el efecto positivo que proporciona este pistolet al subir el arma al hombro es el mismo, es decir, que permite que el arma gire en la mano, como un revólver Colt del Viejo Oeste al desenfundar. El guardamano es fino, engordando al acoger a los cañones y permite un buen asimiento y agarre de la mano directriz, el cual se ve incrementado por el magnífico picado realizado mediante láser. Éste difiere totalmente de los normales en punta de diamante al ser de tipo trenzado. Es eficaz y sumamente elegante. La cantonera es de goma negra con amortiguadores, pero algo fina si se pretende usar cartuchos del 12/76 en lugar de los del 12/70, aunque en España no sean estos cartuchos magnum usuales para nuestra fauna. Con el 12/70, e incluso con un 12/67, nos basta y nos sobra.

La báscula

Esta tallada en aleación ligera de aluminio y es muy bonita y elegante, además resulta menos brillante que la de acero. Tiene como único adorno un par de líneas paralelas y el nombre del modelo, es muy discreta y la realzan los tornillos laterales y la parte del cierre que vienen como martilleados con acabado mate. Interiormente, esta báscula es de las normales con dos muñones de acero sobre los cuales basculan los cañones complementada por unas entalladuras en ambas paredes. La parte trasera de la báscula lleva una placa de acero de refuerzo para evitar el desgaste del aluminio. El cierre se realiza también en el fondo de la báscula de forma tradicional mediante los ganchos del monobloc de los cañones.

Mecanismos

Son muy sencillos ya que cuenta con un gatillo único con selector de tiro que sirve, además, de seguro y está ubicado justo detrás de la llave de apertura de los cañones. Los expulsores son fuertes pero pueden usarse también como extractores según como se abra la escopeta, es decir, a tope o no. Como lo que nos conviene es recoger las vainas optaremos por hacerlo así.

Cañones

Son los clásicos de Franchi, martilleados en frío. Para el calibre 12/76 y 20/76 están disponibles en largo de 68 cm, 71 cm. y 76 cm. tanto en su versión de acero como en la de aleación ligera. Para los otros dos calibres, 28 y .410, los largos disponibles son, respectivamente, de 68 y 71 cm. Todas las recámaras son mágnum, o sea, 76 salvo para el calibre 28 que es de 70 mm. ya que no existe munición magnum de este vetusto calibre. Estos cañones llevan en su parte superior la clásica solista ventilada cuadrillada con un punto fluor de color rojo. Los chokes disponibles son de *,***,**** (F,M, MC) de 50 mm. de largo.

Conclusión

Creo que con su modelo Feeling, Franchi quiere dar un nuevo significado a la caza, haciendo que la disfrutemos  y la sintamos más. Lo consiga o no, lo que nos ofrece es, desde luego, una interesante alternativa a lo que actualmente tenemos y está empezando a estar fuera de lugar, teniendo en cuenta la creciente escasez de caza menor, cupos, etc. Este modelo Feeling es, además, superinteresante para nuestras compañeras cazadoras (cada vez hay más) y para las nuevas generaciones que se vayan a iniciar en la caza.

(Texto y fotos: Jean Pierre Bourguignon).


Su voto: Ninguno Valoración: 4.3 (6 votos)
publicidad
publicidad

Estaría bien que nos detallaran sus precios de sus respectivos calibres . Me gusta que que se fabriquen modelos con diferentes calibres.

Gracias y un saludo.

22,00 €

15,00 €

Tiro de Caza 1
(Monográficos + DVD)

6,95 €

20,00 €