Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Y en otras partes de España su ausencia es alarmante

Las plagas de conejos, nefastas para la caza

La mayor parte de las plagas de conejos son consecuencia directa de sueltas no autorizadas o autorizadas sin un análisis previo que garantice tanto la pureza racial del conejo silvestre de España, como todo lo inherente a la sanidad.
Efectos_Plagas_Conejos_M
Cultivo protegido para impedir la entrada de conejos, daños de éstos en una higuera y varias crías en las inmediaciones de la madriguera.

Los conejos tratados veterinariamente tienen una explosión demográfica mayúscula durante las primeras generaciones, pero luego sucumben a las enfermedades cuya solución todavía no se ha encontrado. Lo malo es cuando a una explosión demográfica le sucede  otra, o se juntan varias a la vez, que es lo que ocurre por regla general en lugares donde las plagas duran quinquenios, el problema no se arregla nunca. Después, y durante las plagas, se quedan los campos ‘maquillados’ con la valla que les ponen para impedir su entrada. Pero lo peor del caso es que hay tontos adictos a las plagas y por el poco dinero que valen los conejos, los compran a patadas. Lo que está propiciando que los titulares de los cotos los dejen a la primera de cambio y que los seguros no paguen a los agricultores lo que les corresponde por daños y mucho menos a los cazadores. Y lo que es más, tienen asegurada un área de dispersión tremenda a través de los vallados de las autopistas, vías ferroviarias, canales artificiales de agua y las orillas de los ríos, entre otros lugares donde, además de parasitarlos, los utilizan como puntos de dispersión y aun cuando son cazados con hurón, está comprobado que no es ninguna solución habida cuenta de que otras camadas pueden ocupar los nichos de población dejados por el hurón de forma inmediata, desplazándose por la red de huras protegidas que tienen por los citados lugares, entre otros. Evidentemente, los cotos de caza al principio cobraban una mínima cantidad por cazarlos para luego invitar a los cazadores dando prioridad a los huroneros. Pero ni por ésas terminan o menguan las plagas.

¿Dónde hay plaga de conejos?

En media España faltan y en la otra media son plaga. Comencemos por las plagas.Insisto en que de manera natural no hay plagas de conejos en ninguna parte de España, pero en un tema de esta envergadura no se puede improvisar ni escribir de oído o copiar sin chequear in situ lo que dicen los periódicos generalistas y mucho menos esos pseudoecologistas de la escopeta que escriben y hablan de caza sostenible como si aquí no pasara nada. Oigan: chupones, sinvergonzones, que luego ustedes cazarán y hasta pescarán por la patilla e incluso escribirán o pintarrajearán sobre los avistamientos loberos, pero muchos cazadores no tenemos dinero para pagar sus chuflas para las cuales utilizan la desinformación y adulteración de datos en aras de confundir y hasta de ser aceptados por el mundo ecologista. ¡Qué se les está viendo la patita…!

La Rioja

Comencé mi andadura verificadora por el embalse de La Grajera, que está situado a 5,7 km. del centro de Logroño. Lugar el citado que es mucho más que un parque natural, pues además de hacer las delicias de los fotógrafos, pescadores, paseantes, etc., tiene mil usos más a cargo de unos guardas de los de verdad aun cuando yo he visto desvivirse en días fuera de servicio a Antonio García Zabala, quien en vez de aceptar propinas, se las da a los necesitados que van por allí. No olvidemos que por tan precioso lugar pasa el Camino de Santiago. La plaga era monumental y allí observé cómo había conejos trepadores a juzgar por como habían descortezado las higueras. Al estar perseguidos, a la mínima de cambio se ocultan entre los cañaverales de tan protegido como precioso lugar. Encima, para colmo de males, el jabalí les estaba levantando todo el césped del lugar. Los bodegueros están muy cabreados por la invasión de ambas especies y… ésos no se andan con bromas.

Navarra

Transcurridos varios días me trasladé a Ablitas (Navarra) y me acompañó un guarda de nombre Carlos Pinilla Ruiz a quien entrevisté aun cuando no reproduzca aquí el contenido de la citada entrevista por razones de espacio. Decirles, eso sí, que además de guarda es herrador de caballos, trabaja el hierro a la vieja usanza, y encima es músico de los de banda municipal y algo más. Le entrevistaré en Federcaza cuanto termine con las Cazas Olvidadas. No me resisto en decirles que Ablitas (Navarra) es un paraíso terrenal para los ornitólogos y es fácil de comprender, pues habiendo conejos, hay todos los depredadores que uno pueda imaginar. Lo escribo porque me topé con un búho real en una cantera abandonada. Eso es señal inequívoca de que tiene qué comer. Lo malo será después de la plaga, pues a decir de varios cazadores y agricultores se zamparán la caza y todo lo que puedan, tal como lo hacen ahora a pesar de haber conejos.

Después de saber que en Navarra sólo está permitido transitar por los caminos principales, para no infringir ninguna norma, me puse en contacto con el Gobierno foral donde tengo la ventaja de contar y admirar a un biólogo de los de verdad. Un biólogo con un amor a la naturaleza digno de encomio. Me refiero a Jokin Larumbe Arricibita, ahora  perteneciente al Servicio de Economía Circular y Agua de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, quien para no infringir regla alguna ni pecar de amiguismos dentro de su recto proceder, me dio tres direcciones donde a pesar de estar muy zurrados los conejos dado lo avanzado de la temporada, había y hay conejos a montones y ni les cuento los daños y la contaminación visual de tanta finca vallada con tela metálica en condiciones y otras vallas hechas un ovillo por el uso. Mallas hechas un ovillo que ensucian por doquier el medio ambiente ya que el visitante los ve como si de un montón de cardos rodadores metálicos se tratara.  Mi buen amigo Jokin me recomendó los siguientes puntos y no se equivocó.

  1. Fitero, carretera que sale del pueblo y que va por el sur del río Alhama.
  2. Cascante Polígono 5 Parcela 1.203 justo al noroeste del pueblo, la grande de la foto que está justo al sur de los paneles solares.
  3. Entorno del Pulguer en Tudela.

Jokin tardó en darme la información y no quise insistirle por no molestarle, pero me la dio con todo lujo de detalles, incluso con cartografía reseñada a la vanguardia de la gestión mediante las nuevas tecnologías.

Castilla y León

Quise alargarme un poco por otros lares y mirar tierras castellanas, donde, a pesar de la sequía, había plaga incluso dentro de Palencia capital. Un foco estaba y sigue estando en una finca sin cultivar frente al Hospital de Enfermas Mentales (la antigua huerta del establecimiento del Centro Sociosanitario Hermanas Hospitalarias). Pero a la entrada de Palencia viniendo por la carretera de Burgos había conejos a montones. Por haberlos, los había hasta incluso en un polígono industrial de la última época del ladrillo que se urbanizó y no se instalaron más que los conejos. Bueno, y en la carretera que va de Palencia a Valladolid, ni les cuento. Es más, en los arrabales y jardines de Parquesol de Valladolid capital también los había a montones. No obstante, tengo que decirles que son muy huidizos durante el día, por la noche y poco antes de amanecer. Decirles también que es difícil para un principiante como yo sacar fotografías que hablen por sí solas, aun cuando tuve suerte más por la cantidad que por mis conocimientos fotográficos, los cuales poco a poco voy mejorando.

Las últimas veces que he ido a cazarlos con hurón me he encontrado con un conejo tontorrón que no se le oye votar en la cueva y menos sacar una polvareda poco antes de salir, como hacían los conejos antes “de las plagas”, motivo por el que no me apetece matarlos. Hay quienes los matan a centenares y los dejan en las orillas de las carreteras y puntos convenidos para que los aprovechen terceros o los depredadores. Algunos son casi tan grandes como las liebres europeas. Pero están tuneados… 

Algunas plagas más de conejos en el año 2017

No he querido abundar en noticias a las que cualquiera puede acceder a través de Google, pero sepan que en Castilla-La Mancha se han registrado manifestaciones, emergencias cinegéticas y un largo etcétera. Sepan que esta plaga, todavía inconclusa, la hace ser la mayor del quinquenio en Castilla-La Mancha.

¿Responderán los seguros por los daños? ¿No? 

Voy a citar a una persona que me pareció un verdadero profesional del campo, José María Sánchez Rubio, y que además es concejal por Nafarroa Bai en Ribaforada (Navarra). Estaba muy preocupado debido a que él era el responsable del coto y que se lo iban a dejar debido a que los cazadores no quieren, ni pueden, correr con el seguro de los daños producidos por los conejos y que lo de Agroseguro lo hablaríamos en otra ocasión. Pero por resumir les diré que me dijo:

  • El primer año el seguro paga el cien por cien de los daños producidos en una finca.
  • El segundo año sólo paga el 50%.
  • El tercer año baja a un 25%.
  • Y a partir del cuarto año no paga nada.

Nota final

Por razones de espacio sólo he tratado un tema, las plagas, pero en la próxima entrega escribiré de esa otra media España donde no hay plagas y está desesperada por la ausencia del conejo y la presión de los depredadores sobre el resto de la caza. Esa otra media España donde las mentes privilegiadas tratan de poner en marcha unos “cojonoplanes” que me recuerdan a aquél, ya casi olvidado, que quiso poner en marcha la Real Federación Española de Caza y murió en Portas (Pontevedra). Ambas situaciones son el resultado de una nefasta gestión de las autonomías y del Estado, quien se lava las manos so pretexto de que las competencias son autonómicas. Lo de ellos son los osos, los lobos y hasta los bisontes, que eso da relumbrón, viajes, dietas y algún que otro arrimo para el Curriculum vitae o la cartera. A saber. Y todo ello a costa ajena, claro.

Sí, sí, escribiré sobre repoblaciones llevadas a cabo por “granjas de confianza”  y aplaudidas por los memos de la caza ética y hasta por los insulsos de la caza circular. Ambos conocidos por no decir ni una verdad y por pisar el campo uniformados y sin conocimiento de causa. La caza tanto mayor como menor, señores míos, no es endosarle un tiro a un corzo avistado previamente. Es cultura, herencia genética, una mirada atrás para no repetir los errores del pasado, una manera de comulgar con el campo, etc.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)


Su voto: Ninguno Valoración: 5 (1 vote)
publicidad
publicidad
Prismático Konus Titanium-OH 10x42 W.A.
(Prismáticos para la caza)

167,00 €

20,00 €

89,00 €

Traje de agua
(Chaquetas de caza)

14,00 €

Las Jornadas Angoleñas
(Caza Internacional)

52,00 €