Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
LA ESPECIE NO TERMINA DE ASENTARSE

No hay tantas becadas como se creía esta temporada

La becada no termina de asentarse ni hay tantas como creíamos, pero ninguno mentimos a la vista de un contingente becadero que poco a poco se va desinflando por mucho que digan algunos que saben cazaderos callanderos.
Temporada_Becadas_Floja_M
Becada cazada junto a dos collares de perro con campanos.
Estamos en un año no muy bueno de becadas en el noroeste peninsular y con muy pocas y salteadas en el resto de España

Si empiezo a entrar en disquisiciones filosóficas o a hacer un cóctel con lo dicho o escrito por los grandes sabios de la becada, me temo que no se van a enterar de nada. Pues detrás de sus elucubraciones, unos están anclados en las federaciones, otros tienen intereses en el tema y algún memo quiere caer bien al sistema. 

Miren ustedes, la becada empezó a entrar muy pronto en pequeñas cantidades y en el norte hubo un contingente importante en los días previos y posteriores a la nevada. Contingente que se localizó en el este de la Cornisa Cantábrica y para ser más concreto, en la parte de Guipúzcoa y norte de Navarra, tal y como evidencian esos artículos de capturas en los campeonatos que dicen todo menos lo que interesa de verdad a quienes no competimos. Pero hombres de Dios, si nosotros sólo queremos saber la fecha y el lugar del Campeonato, cuántas se abatieron entre el número de participantes y paren ustedes de contar. Pero ni por ésas. ¿Para qué quieren esas flamantes webs? ¿No podía la federación (RFEC) habilitar históricos de los campeonatos con unos datos básicos clasificados por modalidad, provincias, autonomías hasta llegar al Estado? Oigan, que están ustedes anclados en la época preanalógica. ¿O tal vez están ustedes en la era del que quiera que pregunte, que si no es de los nuestros le van a dar café? A mi modesto parecer, la Real Federación Española de Caza con sus vaivenes ha dado un giro de 360º.

¿Dónde están las becadas?

La sequía sigue aun cuando haya nevado y llovido. Y para ello no tienen más que ver los pantanos de, por ejemplo, Palencia, donde he hecho muchas fotografías de cormoranes pescando truchas en las presas casi vacías.

En la parte este de la Cornisa Cantábrica hay bastante humedad. O sea, que en Guipúzcoa, Vizcaya, parte de Cantabria y norte de Navarra hay becadas de forma continua, y en lugares aislados ‘húmedos’ de toda España, cuya humedad proviene de capas freáticas cuyos acuíferos han sido llenados por las lluvias y nevadas, también hay becadas si reúnen las condiciones adecuadas. No obstante, la mayor parte de los lugares húmedos son como consecuencia de haberse tragado la tierra lo poco que ha llovido o nevado en lugares permeables, por eso despista el hecho de que en áreas concretas haya y en las de al lado no se vea ni una, pues esto último es consecuencia de no haber empapado la tierra las praderas y los terrenos despejados de los montes de España. Resumiendo: estamos en un año no muy bueno de becadas en el noroeste peninsular y con muy pocas y salteadas en el resto de España salvo en esos lugares que en años normales son humedales (insisto).

La becada quiere zamparse lombrices fundamentalmente. De lo que comen ya he escrito a la vista de una tesis doctoral bien fundamentada pero quizás algo carente de Power Point, de ése que no dice nada pero deslumbra a quien lo mira. Las becadas en lugares secos se aposentan en las orillas de los ríos tanto con agua como sin agua. Pues la becada necesita calentarse con la salida del sol y comer durante el día caso de que haya helado por la noche. A la becada no la hace mucha gracia andar cubierta por la noche en las orillas de los ríos a sabiendas de los peligros que corre por la existencia de muchos depredadores. Por eso no es raro verlas en arroyos secos pero con vegetación suficiente o en zarzales rodeados de especies arborescentes. La becada descansa durante el día en lugares donde pueda darle el sol al amanecer, y si está nublado elige lugares bajo los cuales pueda andar o correr si es necesario para levantar el vuelo caso de ser acosada o ser detectada por los perros u otros, los cazadores u otros depredadores.

Así las cosas, lo normal por estas fechas es que durante el día descanse con el máximo calor posible y por la noche salga a comer a las praderas cuya detección es sumamente fácil a la vista de los conos que hace con el pico o de las cagadas similares a los huevos fritos.

Van a entrar más becadas

La becada que encuentra acomodo para pasar el día al calor del amanecer y localiza lugares para por la noche comer en prados y pastizales con ausencia de purines líquidos de los cerdos, se aquerencia allí toda la temporada. Pero la sequía, el frío, las heladas y las nieves las suelen llevar a lugares de la costa y si arrecian los temporales, no hay duda de dónde están a juzgar por las denuncias de este año, que se han puesto serios los guardas espoleados por las instituciones oficiales. Están en las cercanías de la costa.

La becada insatisfecha se está constantemente moviendo y es posible que hasta sea sorprendida por un temporal y cruce los Pirineos, o que las del sur de España, pocas, vayan a los lugares de siempre. Hay un contingente becadero que está siempre en movimiento y esto lo saben muy bien en Vizcaya y Guipúzcoa, donde cazan todos los días de la temporada. Tanto es así, que a veces a los cazadores les alcanza la noche en un lugar querencioso sin ver ni una y al día siguiente nada más amanecer hacen el cupo inmediatamente.

Nota final

Dados estos días vacacionales, no puedo contactar con muchas federaciones y demás instituciones que puedan darme los datos que requiero, motivo por el que sólo les adjunto los pocos que tengo, pero más que nada ya son. Están en adjuntos de este post y marcan la pauta de lo que les he escrito. Pinchen en adjuntos, que ya vamos teniendo varios resultados históricos y aun cuando no son científicos, al cazador de becadas le dicen mucho.

Me gustaría que viesen cómo puede darse la vuelta la tortilla en una semana en la que a principios de ella en Leizarán, el día 11-11-17, entre 19 cazadores capturaron cuatro becadas, mientras que el día 18-11-17 entre 12 cazadores capturaron 14 becadas. Pero lo de Vizcaya merece figurar en los anales de la historia becadera, por eso les hipervínculo al texto original. Hombre, si las becadas estaban en los altos, estaban de paso. ¿O no? Vayan ahora a ver las que capturan.

(Texto: Miguel Ángel Romero Ruiz / Fotos: Shutterstock y autor)

AdjuntoTamaño
Campeonatos nacionales de becada.xls31.5 KB
Histórico de Campeonatos en el País Vasco.xls26 KB
Histórico de Campeonatos en las provincias vascas.xls29 KB


Su voto: Ninguno Valoración: 5 (4 votos)
publicidad
publicidad

28,00 €

15,00 €

Traje de agua
(Chaquetas de caza)

14,00 €

El Deutscher Jagdterrier
(Perros de Caza)

40,00 €