Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Ante una mala temporada cinegética excepto donde hay sobreabundancia o se han hecho sueltas

Conejos de monte: o son plaga o no levantan cabeza

Las plagas no remiten de la forma esperada y en lugares como Galicia, pongo por caso, el conejo escasea. Por ahora las previsiones venatorias son peor que malas, pues los conejos de las plagas no son apreciados por los cazadores y todos son gastos.
Conejos_Madriguera_M
Conejos nuevos fuera de las bocas.

A los matabichos profesionales hay que pagarles y los seguros agrarios y venatorios se curan en salud y, sin embargo, son cada vez más caros, motivos todos ellos por los que se están dejando cotos de caza, mientras los ayuntamientos se echan las manos a la cabeza si no ingresan ese dinero tan limpio y descansado proveniente de los cotos. Unos cotos que no les dolían prendas en adjudicar a profesionales del tema que vivían y siguen viviendo a costa de sus alquileres cobrando a terceros lo que hoy ya empiezan a no pagar. Es más, así las cosas, matar conejos provenientes de plagas debiera de estar remunerado por la Administración como lo están las matanzas de palomas o la desratización. Pero no. Aquí todavía seguimos rogando que nos den un permiso para matar conejos antes de que se zampen hasta los cementerios. No. No es un decir baladí, pregunten en algunos pueblos y les dirán. Pero claro, eso de meter los hurones en las tumbas… No creo que haya humano capaz de llevarlo a cabo.

Más motivos razonados

Este año, donde la sequía y el calor parecen ya irreversibles,  hasta la fecha han provocado una merma del 50% en los herbáceos y esto parece que ya no tiene solución. Esta situación incumbe a todas las especies tanto vegetales como animales, pero al conejo de monte, allá donde no sea plaga, le incumbe más que al resto de las especies aun cuando no voy a detenerme en razonamientos filosóficos o científicos y menos consecuencias anatómicas cuando de todo ello ya hay muchos farsantes especializados en el tema, eso es cierto, pero no es menos cierto que hasta la fecha no se ha registrado ni un solo resultado positivo proveniente de los muchos estudios pagados con dinero público. ¿Se ha materializado en algo lo escrito? ¿Las plagas son una solución? Pues no. ¿Las traslocaciones han dado resultado? Pues no. ¿Las granjas desempeñan una labor que garantice la continuidad y la pureza racial del conejo en los diferentes lugares de España? No. Pues entonces déjense de monsergas y no permitan que se vayan tantos científicos al extranjero, pues de quienes nos vienen vendiendo la moto desde hace lustros, ya hemos visto lo que han dado de sí a pesar de su facundia, prosapia, onomatopeya, charlatanería, sapiencia sobredimensionada, y todo para no hacer nada.

La granja es necesaria e imprescindible, pero antes de poner la primera piedra hay de por medio un trabajo de lustros similar al Plan Director de la Liebre Europea en la Península Ibérica. Con la liebre europea se está llevando a cabo un proceso de recuperación que ha durado más de doce años antes de ver los primeros resultados tangibles y aún se siguen perfeccionando los resultados. Si bien es cierto que los científicos, una vez publicado lo que les interesa, se van con la música a otra parte y en lo que al dinero de Europa se refiere, se pierde la pista por caminos sinuosos y tortuosos.

Pero hay que contar con ello. Estamos ante un proyecto con proyección internacional donde -a diferencia de algunas granjas perdiceras- nadie se ha hecho rico con el invento. Escribiré sobre un tema que conozco de primera mano desde mucho antes de iniciarse.

Ante una mala temporada de conejos salvo donde sean plaga o se hayan llevado a cabo sueltas indiscriminadas

Vayan al campo y lo comprueban. Y no se crean que por repoblar ahora tienen el problema resuelto. Ni mucho menos. Pues puede ocurrirles que tengan una plaga o si las condiciones tróficas del entorno de las sueltas no les son propicias a los conejos, se marchen del lugar sin acuse de recibo. Bueno, eso de echar 5.000 conejos en un punto sólo ha ocurrido en Doñana. Los resultados se los pueden imaginar y el coste de reflotar al lince, ni les cuento. Menos mal que ya no les han nombrado solucionadores del problema desde hace tiempo, pues de lo contrario les hubiese ocurrido con el lince lo que le ocurrió a la Administración con el último bucardo.

En contra de lo que se crea y de lo que los cráneos privilegiados digan o pregonen a fin de que les den cuartelillo y llenar sus bochornosas páginas de plúmbeas nihilidades, el conejo tiene una movilidad increíble, ya que de lo contrario entre ellos mismos se matarían habida cuenta de que es una especie sumamente jerarquizada (otro día les cuento cómo se capan en sus peleas). Pero lejos de medir sus fuerzas, aun cuando a veces lo hacen, se van a otro lugar con compaña y procrean como locos, pues la citada procreación es consecuencia de la gran depredación que soporta una especie cuya ausencia algunos consideran problema de Estado, y no van desencaminados. Pues en torno al conejo viven muchos depredadores (además de ciertos vividores) por estar ubicado en un lugar privilegiado de la pirámide trófica donde ellos no son la base, ni mucho menos, pues para que se asienten los repoblados necesitan un base trófica compuesta de vegetales, minerales y otros animales que sirven de abono o, sin ir más lejos, polinizan una parte importante de su dieta cuya aportación es vital para ellos. Y si tienen alguna duda, pregunten en Doñana, donde soltaban varios miles de conejos de una tacada para que el lince no se muriera de hambre y se los mataban los zorros. Sí, mataban. Pues el zorro al igual que el lobo y otras muchas especies, no matan sólo para comer. Es su naturaleza. Y, señores míos, hay que respetarla en la medida de lo racional. Ellos también cumplen una función vital para ellos y todo lo demás. 

La dieta del conejo de monte no es una determinada especie vegetal y para de contar. No. Cuando ocurre eso, es raro que la plaga aumente si no se dan otros condicionantes o hay una vegetación en las linderas, caminos o cunetas de carreteras que les ayude a mantener una dieta equilibradaa fin de desarrollarse de la manera adecuada y de paso mitigar sus enfermedades corrientes que les disminuyen para ser presa de las enfermedades incurables. Lo malo es que la interacción de los posibles o seguros hábitats se ha estudiado de forma unilateral sin tener en cuenta todo lo demás. Incluso hay que valorar en su justa medida el estrés provocado por sus depredadores. No vale con poner majanos, darles agua y algún suplemento de pienso que enseguida dan cuenta de él las ratas o las grajillas. El problema es muy complejo. Y lo de medicar a una especie en bebederos aun cuando sea con fármacos de recuerdo, es un tema que en todos los lugares no es igual y que no lo puede llevar a cabo el guarda jurado.

¿Qué se está haciendo al respecto para la catástrofe?

Mentiría si dijera que nada de fundamento. Voy a enumerarles y a hipervincularles a una documentación que, a primera vista, es interesante caso de que la lleven a cabo con la dedicación y el presupuesto necesario teniendo en cuenta que estamos hablando de un plazo de más de diez años donde no tendrían cabida esos cazasubvenciones y demás sinvergonzones que no han hecho otra cosa en la vida que robar a quienes no tenemos el suficiente dinero para pagar sus vicios. Y lo peor del caso es que encima precarizan sueldos de terceros que son quienes de verdad hacen algo mientras dura la legislatura e incluso antes salen a la palestra con un Power Point de esos grandilocuentes, que lo aguantan todo, pero pidiendo a cambio que el agricultor o ganadero deje la profesión y pase a ser torero.

Se ha empezado tarde, y me identifico con alguna manera de proceder y su precisa definición, pero no hay político que no quiera “cortar la cinta” en los cuatro años de mandato. Luego, a lo mejor, se eterniza en la pertinente institución, pero entonces hay que volver a empezar una cosa que se dio por terminada siendo éste uno de los casos que pudieran propiciar fugas de cantidades dinerarias que nadie se ha parado en investigar (por el momento…). Lo antes enunciado no es una excepción, pues les invito a informarse de todos los demás proyectos sean de la índole que fueren. 

Este post vale más por la información a la que les hipervínculo que por lo que escribo yo a sabiendas de que lo sabemos todos. Yo hubiese preferido escribirles  de los conejos que cazo con hurón en compañía de mi amigo Santiago Álvarez Mena (juez del Perro Perdiguero de Burgos) y su sobrino Javier Álvarez (presidente del Coto de Lodosa, en Navarra). Cazamos en cotos cercanos a Lodosa (Navarra). Pero eso es abundar más en lo mismo.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)





Su voto: Ninguno Valoración: 4.3 (6 votos)
publicidad
publicidad

22,00 €

El último campero
(Más Libros)

20,00 €

Prismático Konus Titanium-OH 10x42 W.A.
(Prismáticos para la caza)

167,00 €