Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Cuando aún quedan días por delante de media veda

Caza de codornices con reclamos digitales y otros males

La temporada de caza de codorniz de este año ha sido la peor que se recuerda en los anales de la historia. Tanto es así, que de repetirse otra temporada igual, es mejor dar a las codornices por desaparecidas que insistir en la mentira.
Perros_Setters_Codorniz_M
Setters ingleses en busca de codornices en un rastrojo.

Y no se crean esas mentiras maquilladas que dicen algunos para desviar de inmediato la atención a las perdices. Miren ustedes, todavía no se está en disposición de saber si han criado bien o mal. Lo que sí se puede decir es que si hay pocas y por mucho que críen, seguirá habiendo pocas. Y si no tiene en cuenta la biología en la agricultura, pues se morirán o cuando sieguen los muchos girasoles sembrados este año por razones climatológicas, se las comerán esa cantidad de aves rapaces protegidas que ustedes pueden ver en cada poste de las carreteras, cuanto si más en las fincas que están labrando o cosechando. Es cierto que se zampan los topillos, pero no le hacen ascos a las perdices. Tengan cuidado con lo que dicen y no hagan pagar lo que no tienen muchos cazadores de a pie. Y todo ello sin mentarles los venenos de la sementera, que ésos sí que son letales.  

Me duele en el alma que por haber dicho y escrito la carencia de codornices con la debida antelación, se me acuse de estar al lado de los ecologistas, cuando quien más o quien menos sabe que se me puede acusar de todo, menos de eso. Otros me dicen que si sigo diciendo que no hay codornices ni tórtolas, van a cerrar la media veda. Mentiras todas ellas que por vender la moto con malas artes lesionan el ya de por sí flojo bolsillo de los cazadores de a pie y engordan las alforjas de los vendedores de tarjetas, que son los adjudicatarios de los cotos. De esta manera, los ayuntamientos, juntas administrativas, etc. se quitan líos de accidentes y de daños aun cuando todos saben la carencia de fiscalidad de las citadas sociedades, así como la opacidad de su gestión. Sociedades (cotos) que son quienes figuran como regentes societarios a nivel de la Real Federación Española de Caza. Sepan que en muchos cotos se venden tarjetas por días. Es más, cada modalidad de caza, dentro del coto, tiene un subarrendatario. Sí. Subarriendan la media veda, la general, los puestos palomeros, la caza mayor, los corzos

Malas e ilegales artes

Hace años que se vienen utilizando para la codorniz, los zorzales y hasta para los zorros. Pero en el tema de la codorniz, un cazador trasnocha y madruga y tiene toda la noche zumbando el aparato. Y sí, tengo que reconocer que esta manera de proceder agrupa codornices que luego se las cuelga él o los espabilados de turno y les da pie para justificar capturas a quienes tienen intereses particulares, familiares o institucionales. En muchas ocasiones son éstos los sujetos que nos cuentan que en tal lugar un fulano abatió las tantas y las cuántas, o que en tal lugar de Burgos (que es donde más furtivos ha pillado el Seprona) se han cogido las tantas o las cuantas, pero no dicen que el resto se vino de vacío o con cantidades meramente testimoniales. Los de los reclamos digitales dan pie a que se publique que “se ha salvado la veda en tal o cual provincia”.

Algunos de los pueblos en donde hay cazadores  desalmados, las persiguen con saña y el día de la apertura, como saben dónde están, se apean en el cazadero como cerdos a la gamella. Y encima están allí mucho antes de que amanezca para que no les quiten el sitio. Luego, están quienes perreando (cosa muy denunciada) saben dónde ir como los de los aparatos digitales o los ‘campeones’ de la localización mediante perros o maquinaria agraria. En todos colectivos hay la parte de hideputas pertinente y me da lo mismo que sea en el colectivo de Clarisas Franciscanas que en el de los presos de Alcalá Meco.

Pobre de la codorniz que viene a Malta o a España

Codorniz que llega a Malta es vilmente capturada mediante redes telescópicas y otros materiales modernos avalados por una tradición secular. La codorniz que llega a España se encuentra con una contaminación lumínica, odorífera, acústica, electromagnética, etc.  que las hace caer exhaustas en prados y pastizales donde empieza un martirio que en su día explicaré en detalle con evidencias fotográficas explicativas a través de textos para quienes me tachen de exagerado, pues en este tema me considero un hombre bien informado.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)



Su voto: Ninguno Valoración: 4.3 (3 votos)
publicidad
publicidad