Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

La agricultura y la sequía se 'cargan' la caza menor

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo
Miguel Ángel Romero sigue en este artículo informando del estado de las especies de caza menor, en este caso codorniz, perdiz y liebre, dejando claro que la agricultura y la sequía, no paliada por las lluvias de estos días, están minando sus poblaciones.
PERDIZ-Y-HUEVOS-M
Pareja de perdices y nido de perdiz.

Este artículo lo estoy escribiendo el día 9 de mayo y aun cuando se han registrado amagos de lluvias propias de estas fechas, no se han traducido en nada que haya podido variar mi anterior artículo de fecha 07-05-17 publicado en esta misma web. Es más, hasta las publicaciones más optimistas están resultando mucho más críticas que el citado post al cual les he hipervinculado en primer lugar, pues medio ambiente dice con fecha 08-05-17 lo siguiente: “La falta de lluvias acumuladas desde octubre llega a un 13% en España aunque el déficit se agudiza en el noroeste. Así, ha dicho que en “gran parte” del noroeste los valores se sitúan por debajo del 75 por ciento de lo normal y en una zona entre Palencia, oeste de Burgos, Asturias y Cantabria, no se ha alcanzado ni el 50 % de las lluvias normales, igual que en el sur y en el oeste de la isla de Tenerife y en La Gomera”. Los mejor posicionados son los embalses del País Vasco y ya están preocupados...

Codorniz

Ya han subido las primeras codornices al tercio noreste Peninsular donde la sequía, con serlo, no es tan severa como en el resto de España. ¿Se quedarán? La codorniz requiere lugares donde poder ocultar el nido, frescor (por eso suele abundar en las zonas de vega), hierbas silvestres y sus frutos para comer y mantener la salud adecuada, sobre todo durante el periodo de incubación. Cuando sacan los pollos del huevo, estos necesitan insectos tales como las hormigas, saltamontes y -cómo no- una variedad de semillas de las cuales los tratamientos fitosanitarios les privan no envenenan. Si el cereal se riega, la codorniz no nidifica en el terreno, y si luego se lleva a cabo su recolección durante día y noche sin descanso privándoles hasta de la paja, ahí no se quedan debido a que se marchan o las matan las máquinas. Además, como este año habrá poca paja, la cuchilla de las cosechadoras irá rozando tierra salvo en terrenos de piedras y cascajos. Resumiendo, con las linderas quemadas en Castilla y León por los topillos y con el cereal bajo en toda España, las codornices son presas fáciles de los depredadores alados y con pelo. Y lo son tanto ellas, como sus nidos y más sus pollos. Es muy simple el porqué: pues porque no tiene cobertura vegetal. Venir, han venido, pero yo pocas he levantado y no he visto ningún nido salvo de las pocas aláudidas que también han sufrido un bajón mayor que el del sisón. Cuando ya no haya remedio, las declararan Aves del Año, ¡faltaría más! No obstante, si quieren fotografiarles o verles a los citados sisones, dense una vuelta por los alrededores de las Lagunas de Villafáfila  y otros magníficos humedales castellanos. Lugares muy bien cuidados por el celo profesional del personal de las “subsubcontratas” (para algunos lugares me falta un “sub” más, o dos) más que por una administración que sólo saca la biodiversidad del cajón cuando les llega la hora del figureo y de los viajes a cuenta ajena.

Perdiz

Un estudio en profundidad de una especie, no es un conteo. Es más, ni siquiera es el promedio de varios conteos en las mismas coordenadas durante años. Un estudio en profundidad depende de los conteos, claro está, pero como herramientas de verificación, nada más. Un estudio requiere una base de datos histórica de la meteorología habida en un determinado periodo en las coordenadas a estudiar, de las siembras habidas así como de los fitosanitarios utilizados, de la presión depredadora y furtiva, de la presión cinegética, de la topografía del terreno y sus alteraciones en las cuencas fluviales a las que pertenezca, del análisis veterinario de las especies así como de la posible mixturación proveniente de los cotos de al lado, de los molinos eólicos instalados, etc. En definitiva, hay que hacer lo que no se hace y tener en cuenta que los depredadores no sólo son: córvidos y zorros. No. Depredan mucho más las cigüeñas, las garzas, garcillas, garcetas, gatos y gaviotas, entre otros muchos depredadores tales como el implacable jabalí, todos ellos son de lo más sanguinario que he podido comprobar. El meloncillo avanza y pronto llegará a Irún, ya lo verán. Resumiendo: los depredadores protegidos depredan muchísimo más que los depredadores desprotegidos. Y a la vista de todo lo antes expuesto, se elaborará la capacidad de extracción recomendada del coto. Una capacidad de extracción de todas las especies, pues si se hace sólo de una, es un plan mal concebido y peor instrumentado. Es como si se tratara de un gallinero al aire libre de los muchos que he visto. Hay quienes se dejan la vida y la hacienda en criar perdices de las de verdad o en mantener el número ideal en su lugar de origen. Pero hay otros que hacen fortuna del infortunio venatorio, respaldados por las más altas magistraturas o exmagistraturas con mando en plaza. Recuerdo como el año pasado todos los medios decían que la perdiz había criado muy bien. Y yo no digo ni dije que no, pero si hay pocas, por mucho que críen seguirá habiendo pocas, ¿o no? Miren ustedes, el año pasado se levantó la veda con un calor veraniego que no las había dado tiempo a mudar a las perdices como corresponde a la época. Se abatieron muchas los primeros días y al final de la temporada todos eran lamentos y quebrantos. ¿Qué esperaban? Esas perdices, dado el calor y la poca  humedad del pasado otoño e invierno se emparejaron pronto rompiendo algunas pares y otras conservándoles todavía sin haber puesto los huevos. Pues si el año pasado fue buena la cría, este año doy fe de que, después de patearme el campo a conciencia, he encontrado varios huevos perdidos y pocos nidos, sobre todo donde ha habido quemas así como donde había y sigue habiendo topillos y la sequía es alarmante por muchos parches que se pongan después del burro muerto. ¿Quién contará a los agricultores que, muchos de ellos se van a arruinar este año, pues yo calculo que sólo un 15% tiene seguro según noticias aparecidas en diferentes medios. ¿Aquellos que expoliaron hace años la perdiz autóctona mediante matanzas bárbaras, o sus herederos, van a restituir lo robado con saña y mala entraña?

Liebre ibérica

Miren ustedes, algún memo presume de que se ha logrado erradicar la tularemia a pesar de haber una plaga de topillos con varios y virulentos focos. Una plaga que bien se puede hablar de ella en casi toda la comunidad de Castilla y León. Una plaga que va creciendo de manera que lamentablemente traspasará fronteras autonómicas, ya lo verán (aun cuando me gustaría equivocarme). Pero hombres de Dios, ¿si no hay liebres cómo va a haber tularemia? No obstante se anda jugando con fuego, pues son muchos los anuncios de venta de liebres de particulares y similares. Liebres que traen de Francia y otras naciones donde la tularemia es endémica. Lean en Internet los anuncios de segunda mano o pregunten en Google por venta o compra de liebres y se quedarán anonadados. Cada vez hay menos liebres ibéricas y no hay un plan de recuperación que no pase por la suelta grosera de liebres como si se tratara de terneras. No cesa el robo de los galgos y el mundo rural está en franca regresión.

Liebre europea

Es una liebre propia de los montes del norte de España. Es una liebre que, con tanto jabalí y teniendo que vivir en los aledaños o en los interiores de unos montes tan sucios como consecuencia de una disminución dramática del ganado estabulado, lleva años cayendo en picado, pero a renglón seguido tengo que decir que entre Euskadi y Navarra han llegado a unos acuerdos de cría de liebres cogidas en el campo Alavés y analizadas por altos estamentos autonómicos y del Estado para criarlas en cautividad en una granja artesanal de nombre Granja Arrasal y después de aclimatadas en el lugar de suelta , dejarlas libres, que es una solución que describiré sobradamente en la serie de Cazas Autóctonas que estoy llevando a cabo en Federcaza todos los meses. El problema es que al ser una caza autóctona pura y muy compleja de por sí, además de distracción dominical entre cazadores rurales de los caseríos, el problema es más de número de cazadas y de perros de rastro. Pues la edad nuestra aumenta y carecemos de un relevo generacional que garantice la continuidad. Pero esto y mucho más está contemplado en el proyecto adecuado con 10 años de duración y dos de estudios previos que se siguen llevando al día a pesar del tiempo transcurrido. Un programa con unos proyectos que trata de sacar a flote el asunto con un éxito moderado y sosegado, máxime teniendo en cuenta que estamos ante un proyecto que todavía no está cerrado y que empezó en el año 2000 con conversaciones y planificaciones previas desde 1998, insisto. La citada granja también suministra liebres a otros lugares donde está menguando la liebre europea. Si no llegamos a acuerdos interautonómicos, hay que cerrar la barraca. De la caza a rastro con los perros sabuesos denominados erbi txakurra en el País Vasco también se está llevando a cabo una recuperación rigurosa y sosegada de un can, qué no debemos de engañarnos, pues es un sabueso con ciertas connotaciones que lo diferencian de los demás. En el ámbito rural del País Vasco se le denomina “erbitzako”.

Nota final: Quisiera escribir sobre: conejos, torcaces, anátidas, tórtolas y otras especies más. Pero por no hacer plúmbeo este post, lo dejo para otra ocasión u ocasiones, en las que iré actualizando su situación hasta que se desveden las especies en cuestión.

Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz.




Su voto: Ninguno Valoración: 4.7 (3 votos)
publicidad
publicidad

Querido Miguel Angel. En primer lugar desearte feliz cumpleaños y que sigas cumpliendo con salud y alegria.
No te preocupes que si el meloncillo (mangosta africana) llega a Irún, yo y mis amigos lo estaremos esperando cual soldados en trinchera. Lo mismo que hice con algunos coipus, lo hago con ese bicho africano introducido por los Mohames hace 1200 años.
Estoy de nuevo en Zamora y la sequia es gorda. El pantano de Ricobayo a estas alturas tenía que estar a rebosar y está bajísimo. Van a tener que llevar bombonas de oxigeno a las carpas.
Los campos empiezan a amarillear. Y esto tiene mala pinta como antes de fin de mes no llueva.
El mes pasado logré ver una escurridiza perdiz cerca del pueblo, que apeonando se fué escondiendo entre unas jaras junto a un pinar. Ayer dí un leve volantazo en la A 66 término de Montamarta porque otra perdiz casi invade el carril. No es la primera vez que freno por las perdices y lo malo es que muchas las veo atropelladas.
Liebres muy pocas. Conejos si hay, en todo el arcén de la antigua N630.
Mañana saldré a ver como está la naturaleza en este mes. Golondrinas y aviones (incluso vencejos) menos que otros años.Esto cada año peor. Y en el Duero los cormoranes jóvenes soleándose y disfrutando del proteccionismo español.
En mi barrio de Oviedo no solo tengo de vecinas a las torcaces. Ya hay jabalies. En un pis pas llegarán los lobos (están a 12 kms).
Seguiremos informando. Un abrzo y cuidate mucho.

15,00 €

20,00 €

15,95 €

Cuaderno de lobos
(Más Libros)

129,00 €