Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Lo que debemos saber

Responsabilidad por daños

Con el inicio de cada temporada se suceden muchas preguntas sobre las responsabilidades en los accidentes de tráfico provocadas por especies cinegéticas. Aquí tenemos algunas preguntas resueltas y muchas reflexiones.
accidentes291011m
El SE.PRO.NA. pasa delante de una especie cinegética muerta en accidente de tráfico.

Los resultados que se irán consiguiendo dependerán de cómo se haya desarrollado el proceso de cría, de las características del medio y por supuesto de la fortuna en la organización de ganchos, batidas y monterías. Sin embargo, fenómenos exógenos como la crisis económica o las interferencias con otros usos volverán a marcar nuevamente su desarrollo.

Centrando los comentarios en este último punto, las interferencias con otros usos, volvemos a comenzar una temporada en que nos seguiremos enfrentando a un problema importante de incompatibilidad de las especies de caza mayor con otros usos del medio, por los habituales y cuantiosos daños que ocasionan especialmente las especies de caza mayor.

Accidentes en las carreteras y daños en los cultivos constituyen la mayor parte de las demandas ocasionadas por las especies de caza mayor. Todo ello por una legislación que como veremos a continuación se ha vuelto confusa y que en la mayoría de los casos requiere de la intervención judicial para determinar la responsabilidad. Siendo así ¿no creen que algo está fallando?

Antes de entrar en materia, conviene tener muy claros los dos modelos que referentes a la propiedad de las piezas de caza se vienen utilizando en Europa desde hace más de 20 siglos. Por un lado, el derecho romano considera los animales salvajes y la caza en particular como res nullius (cosa de nadie) y cuya propiedad se adquiere tras la ocupación de los mismos (captura). Por otro lado, el “derecho germánico”, radicalmente opuesto, vincula los derechos sobre las piezas de caza a la propiedad de las tierras sobre las que viven dichos animales.

Entendidos estos conceptos y situando la Península Ibérica dentro del ámbito de la cultura mediterránea y por tanto bajo la influencia del derecho romano, éste es el modelo que ha predominado en nuestra legislación durante siglos. Sin embargo, cuando hace 30 años las comunidades autónomas fueron asumiendo las competencias en materia de caza y aprobaron sus diferentes leyes autonómicas se dio un vuelco a más de 20 siglos de historia sobre la propiedad de las piezas de caza.

Así por ejemplo en Castilla y León, por cierto una de las comunidades autónomas con mayores problemas de daños ocasionados por las especies de caza mayor, en la ley de Caza de Castilla y León introduce cambios sustanciales, hasta el punto de que en uno de sus artículos hace responsable de los daños producidos por las piezas de caza, piezas que según el derecho tradicional romano no son de nadie (res nullius), al titular cinegético de esos terrenos. Y me pregunto ¿Cómo puede ser alguien responsable de algo que no es suyo, o es que los animales son ahora propiedad del titular del terreno cinegético?

Quizás el cambio en la tradición legislativa de la caza sea una necesidad, pero ¿se puede entender que este cambio sólo se haga para responsabilizar de los daños a los titulares y en el resto de la Ley se mantenga el concepto de res nullius?

Sobre este asunto se han escrito páginas y páginas. Sin embargo, llegará el momento en que las demandas judiciales y los cuantiosos daños van a ocasionar que para algunos terrenos la situación sea insostenible. ¿Nos lo podemos permitir?

(Texto: Jesús Llorente. Foto: Miguel A. Romero).


Su voto: Ninguno Valoración: 3.4 (8 votos)
publicidad
publicidad

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

en los accidentes de caza mayor en la Comunidad de Castilla y León son siempre responsables los animales salvajes que libremente viven en el campo, si uno de estos animales salvajes tiene un sinistro siempre lo paga el responsable del coto de caza que se encongtraba comiendo o paseando, llegará un momento que si la Justicia no cambia y hace responsable a muchos conductores tengan poblemas con el abono a los ayuntamientos y estos seberan sin una y la más abundante de euros en sus arcas, pedimos soluciones a la Junta y a la Justicia, hay cotos con una media de accidentes al año de cinco, los seguros no quieren estas polizas y lacauntia a pagar se elevan a un cuota imposible de poder mantenerla, llegará el dia que los propios ayuntamaientos digan algo sobre este tema.

I si le sumas los daños en los cultivos, un coto de caza va a ser insostenible como puede pasar en el coto de mi pueblo....

Calcetines cazador antigarrapatas
(Complementos de caza)

18,90 €

129,95 €

89,95 €

El legado del lobo
(Más Libros)

70,00 €

El raso de la viña
(Más Libros)

22,00 €

18,00 €