Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Cinco recetas muy especiales para Nochevieja

Recetas con carne de caza para terminar el año a lo grande

En un par de días decimos adiós al 2017 y queremos que lo hagáis a lo grande, sorprendiendo y de forma sana. Por eso, no se nos ocurre mejor idea que proponeros unas recetas con carne de caza para Nochevieja. ¡Un manjar en nuestra mesa!

Brochetas de cabra montés con aceite de hierbas y cardamomo, un entrante muy especial

Ingredientes

800 gr. de cabra montés
Leche entera para cubrir la carne
Ralladura de lima o de limón (opcional)
Brochetas de madera o metálicas
Para 400 gr. de carne necesitas para el aceite de hierbas y cardamomo
180ml de aceite de oliva virgen extra
12 ramas de cilantro (sólo las hojas)
10 ramas de perejil (sólo las hojas)
10 vainas de cardamomo
50 gr. de cebollino
3 cucharadas de vinagre de módena
1 pellizco de pimienta molida
Sal
1 cucharadita de café de pimentón de la Vera (dulce, picante o agridulce, al gusto)

Así se hacen las brochetas de cabra montés

Limpiamos bien la carne y la troceamos en dados tamaño bocado. La colocamos en un recipiente cubierto con leche, tapamos con film transparente y lo metemos en la nevera unas 12 horas. Trascurrido ese tiempo lo sacamos y escurrimos bien.

Hacemos el aceite de hierbas y cardamomo rompiendo las vainas de cardamomo y triturando sus semillas en el mortero. Las echas al recipiente donde vayas a hacer el aceite y añades el resto de los ingredientes. Trituramos hasta que quede todo bien mezclado y las hierbas muy picadas. Una vez hecho el aceite, aparta una o dos cucharadas por persona y usas el resto del aceite para marinar la carne durante 4 horas como mínimo.

Pasado este tiempo, enciendes el horno y lo pones a 220º. Mientras se calienta, pinchas la carne en las brochetas y finalmente las horneas en la rejilla del horno hasta que estén doradas. No olvides darle la vuelta para que se doren ambas caras.

Así presentamos las brochetas de cabra montés

Una vez estén hechas, las sacas y las colocas sobre una fuente blanca. Les echas el aceite que habías reservado por encima y si te apetece, espolvoreas algo de cáscara de limón o de lima. La ralladura de limón se la puedes añadir al aceite, pero es preferible espolvorearla cuando la carne ya está hecha.

Brochetas de cabra montés

Pastel de venado, un lujo muy asequible

Ingredientes para 4 personas

700 gr. carne de ciervo en cubos
1 cebolla grande, picada
450 ml. de caldo vegetal
225 gr. de champiñones o
Setas en rodajas
1 zanahoria en rodajas
2 cucharadas de perejil fresco, picado
1/4 cucharadita de pimienta molida
2 cucharadas de harina de maíz mezcladas con 3-4 cucharadas de agua fría
225 gr. de masa hojaldrada
1 cucharada de leche
Huevo
Mermelada de frutos rojos
1 pizca de sal

¿Cómo preparamos el pastel de venado?

En una cacerola grande, caliente pon un fondo de aceite, agrega los cubitos de carne para que sellen y queden doraditos. Salpimiéntalos primero.

Agrega la cebolla y cocina durante otros 3-4 minutos, hasta que estén suaves. Añade el caldo, las setas, la zanahoria y el perejil a la cacerola. Lleva a ebullición y reduce el fuego. Tapa y cocina a fuego lento durante 1 hora y 1/2, hasta que la carne esté muy tierna. Comprueba el nivel de líquido de vez en cuando, y si es necesario, agrega agua.

Precalienta el horno a 220 °C. Sazona la carne cocida con sal y pimienta. Agrega la harina de maíz mezclada y cocina hasta que espese, aproximadamente, 1 minuto.

Vierte la mezcla en un molde para hornear con la mitad del hojaldre extendido. Forra el molde de tarta con el resto de la masa. Pincela toda la superficie con huevo y leche batidos. Hornea durante 25-30 minutos, hasta que el hojaldre se dore.

Presenta así el pastel de venado

Puedes sacarlo ya servido en un plato metálico vintage o en la fuente en la que lo has cocinado. Ponle mermelada de frutos rojos por encima cuando lo sirvas. Esta receta y muchas más puedes encontrarlas en LOVE Cocina.

Pastel de venado

Becada en cocotte, un majar imprescindible

Ingredientes para dos personas
2 becadas limpias
2 zanahorias minis
4 patatitas
2 chalotas
1 trozo de foie fresco
2-4 tostaditas de pan
1 cucharadita de harina de maíz (opcional)
2 cucharadas de brandy
1 vaso de caldo
Agua
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
2 hojas de salvia

Prepara así la becada en cocotte

Pela las patatas, ponlas en un bol con un poco de agua y cocínalas en el microondas durante unos minutos, para que se ablanden un poco. Trocea y resérvalas. Cocina el foie en una sartén sin nada de aceite. Trocéalo.

Introduce cada becada en una cocotte (unas cazuelitas de hierro fundido). Salpimiéntalas y pon en cada una, una chalota, una zanahoria y una hoja de salvia. Reparte en las cocottes las patatas precocidas y el foie con su grasita. Tapa y hornea a 210º C durante 17 minutos.

Vacía las becadas y reserva las tripas en un bol. Deshuésalas y pon la carne en una fuente. Coloca alrededor las verduras y mantenlas calientes en el horno. Trocea las carcasas y dóralas en un cazo. Vierte un chorrito de brandy, el jugo que ha quedado en las cocottes y un vaso de caldo. Deja que reduzca y cuela la salsa. Si es necesario, puedes engordarla con un poco de harina de maíz refinada diluida en agua fría. Saltea las tripas en una sartén y vierte un chorrito de brandy. Pásalas a un colador y aplástalas bien hasta conseguir un paté fino. Unta las tostadas con el paté.

Así servimos estas becadas en cocotte

Puedes servir las becadas en un plato blanco, dorado o con algún motivo navideño con las verduras y las tostas de paté. Ponle salsa y disfruta.

Becada en cocotte

Solomillo de jabalí con frutos rojos, un básico para acertar

Ingredientes para 4 personas
4 solomillos de jabalí.
Para el marinado (cebolla, zanahoria, laurel, romero, oliva, vinagre, romero, perejil, clavo).
1/4 de vino tinto
1 kilo de fresas.
1/2 de pulpa de calabaza.
1/2 de manzanas reinetas.
1 cebolla.

Aceite de oliva y azúcar

Así elaboramos el solomillo de jabalí

Fileteamos el solomillo y calentamos aceite en una cazuela de barro con los ajos enteros. Antes de que empiecen a dorarse añadimos cebolla y zanahoria en trozos, una hoja de laurel, romero, perejil picado y clavo. Agrega el vino y un par de cucharadas de vinagre de jerez. Cuando hierva lo dejamos cocinar 30 minutos a fuego lento. Cuando enfríe el marinado, metemos la carne, tapamos y dejamos un día en la nevera. Al día siguiente, sacamos y secamos el solomillo y lo hacemos a la plancha al gusto.

Por otro lado, cocemos un kilo de fresa en medio litro de agua y un cuarto de azúcar hasta obtener una mermelada. Preparamos de igual forma confituras de calabaza y manzana hasta obtener purés densos y dulces. Confitamos la cebolla pochándola en aceite y luego añadiendo azúcar. Cocemos el vino con azúcar hasta que espese en salsa.

Presentación del solomillo de jabalí

Presentamos los solomillos salseados con el vino y acompañados por los purés confitados en un plato blanco o plateado, para crear contraste.

Solomillo de jabalí

Conejo en salsa de nueces, delicioso y fácil

Ingredientes para 2 personas
1/2 conejo
50 gr. de nueces peladas
2 dientes de ajo
1 rebanada de pan
1 chorro de vino blanco
Caldo de verduras o agua
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Cómo hacemos conejo en salsa de nueces

Cortamos el conejo en trozos y salpimentamos. Calentamos en una cazuela baja un poco de aceite de oliva y doramos el conejo por ambos lados, lo retiramos y en ese mismo aceite doramos los ajos y el pan picados. Cuando empiecen a dorarse colocamos de nuevo el conejo, mezclamos y agregamos las nueces y el vino. Dejamos que el vino se evapore y vertemos el caldo o agua hasta casi cubrir. Rectificamos de sal.

Tapamos la cazuela y dejamos cocer a fuego bajo unos 45 minutos hasta que el conejo esté tierno. Podemos pasar la salsa por el pasapurés si no nos gusta encontrar tropezones. En este caso apartamos algunas nueces, pasamos el resto y dejamos reducir unos minutos si es necesario. Es recomendable hacer esta recete el día antes para que la salsa espese y el conejo coja todo el sabor.

Cómo presentamos este conejo en salsa de nueces

Podemos hacernos con unas piezas de pizarra o unos platos de madera y serviremos el conejo caliente con una cama de salsa y algunas nueces de adorno.
conejos con salsa de nueces
Etiquetas:

Su voto: Ninguno Valoración: 1 (1 vote)
publicidad
publicidad

12,00 €

60,00 €

Tiro de Caza 1
(Monográficos + DVD)

6,95 €