Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Y parece que va a seguir nevando y helando

Las grandes nevadas dieron otro palo monumental a la caza

Los animales están preparados para resistir nevadas normales y la mayoría de accidentes climatológicos. Pero es cierto que unos más que otros, y como los hombres hemos alterado los hábitats, necesitan de nuestra ayuda cuando la situación se sale de madre.

En esta ocasión, con los temporales de nieve, estamos atravesando unos momentos fatales con muchas especies animales y vegetales que se están quedando por el camino sin la vergüenza necesaria para que plantemos cara a la situación y les cambie el destino al que les hemos condenado.

Cierva moviéndose con extrema dificultad por la abundante nieve.

En ésas estamos y nadie se ha preocupado de nada que no sea hacer el ridículo. Los medios de comunicación en general se preocupan mucho de las heladas en las ciudades, pero no tanto de las personas aisladas en un mundo rural.

Tanto es así, que tienen que llevar medicinas y medicamentos a los pueblos en helicópteros y no contentos con hacerlo tarde, lo cacarean en todos los medios de comunicación. ¿Que nos abrasa el fuego? No tenemos bomberos profesionales. ¿Que nos cubre la nieve? No tenemos fresadoras para las carreteras secundarias. ¡Muy bien, campeones!

Cierva muerta sobre la nieve.

Pero el problema tiene otras connotaciones que voy a repetir. Después de una brutal sequía ha llovido un poco, lo justo para sembrar (en algunas ocasiones dos veces), con unas nieves meramente testimoniales a primeros de enero con la excepción del noreste peninsular, donde tenemos agua para desembalsar. Pues no deben olvidar que en plena ‘macronevada’, Agrodigital publicó el día 7/2/2018 que la reserva hidráulica española se encontraba al 42,1 por ciento de su capacidad. Claro, todavía no se había licuado la nieve amontonada en tierra firme ni lo ha hecho por el momento.

Muerte de ciervos, jabalíes, corzos, etc.

Nunca hubo en España tanta caza mayor. Jamás. Pero nunca estuvo peor administrada. Ni los montes peor cuidados. Hoy, con la nieve, los montes serán una maraña impenetrable cuyo rompecabezas asesino matará cantidad de animales.


En el caso de los cotos regionales, parques provinciales y figuras similares, la cosa pintó igual en el pasado y no se ha corregido en el presente. Por ejemplo, en el Parque de Salburua, que está en Vitoria, murieron 67 ciervos a raíz de una nevada en 2015 y siempre que nieva, hay alguna mortandad no planificada a pesar de ver los cadáveres varios cientos de personas diariamente.

¿Qué habrá ocurrido en el norte de Castilla y León o en otras áreas montañosas a la vista de las fotos y vídeos que acompañan estas líneas? Pues lo sabremos dentro de un montón de días, pero ya se ha registrado mortandad y la cosa va a más. La mortandad en 2015 fue criminal y esta nevada no es menor. El dato, como siempre, lo sabremos tarde, mal y en ocasiones nunca, pues como en el caso de los topillos (Microtus arvalis), están doctorados en la materia. Pero se sabrá. 

Los ciervos no tienen inconveniente en nadar por ríos y pantanos, y menos cuando el agua está más caliente que en el exterior, pero cuando se enfrían, se hielan y mueren. Yo, en la nevada de Reyes, vi llevar camiones de paja para el ganado no estabulado cuyos compradores lo dejaban a la orilla de la carretera invadida, tanto antes como ahora, por animales no estabulados que lamen la sal como posesos. Lo malo es que si a los ciervos les echan paja en pequeños bloques, se los tapa la nieve y se quedan a verlas venir.   

Llevando paja a la fauna salvaje durante el temporal de nieve.

Daños a otras especies

Vamos a tomar como referencia la perdiz. Pues bien. Después de una tremenda sequía, como decía arriba, llovió lo justo para sembrar a duras penas. Se enverdinó el campo y no se quedaron atrás las perdices, que ya se les veía enceladas incluso en el norte de España, que ya es decir. Pues bien, ahora romperán pares y otra vez a luchar cuando crean ellas que ha llegado el momento, pero lo harán disminuidas y si el celo no es el adecuado, no esperemos una cría buena.

Furtivos

Ésta es su fiesta. Los arcones los tendrán a rebosar de ciervos y jabalíes y ahora, como en anteriores ocasiones, se dedicarán a buscar cuernas por el monte. Faltaría más.

Nota final

Les precisaré un poco más el asunto, pues en contra de lo que crea alguno, me he quedado corto, muy corto, pues si llego a poner lo que me están diciendo, había que mandar a la Legión a poner orden y concierto. Ah, parece que va a seguir nevando y helando. Les seguiré informando de lo que haya en el ambiente y pueda respaldarlo con la evidencia documental al respecto.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)



Su voto: Ninguno Valoración: 3.8 (4 votos)
publicidad
publicidad
Prismáticos Konus Supreme 8x32 W.A
(Prismáticos para la caza)

134,00 €

Prismático Konus Titanium-OH 10x42 W.A.
(Prismáticos para la caza)

167,00 €

Polo bicolor + Polo liso
(Camisetas de caza)

15,95 €