Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Aguardos nocturnos al jabalí en puntos de agua y bañas

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo
Nuestro colaborador Daniel Stilmann vuelve a darnos consejos para tener éxito en nuestras esperas a ese navajero que ronda por nuestro acotado. En esta ocasión aborda cómo apostarse con garantías en bebederos y bañas naturales o artificiales.
Esperas al jabali, jabalí
Una baña, junto a un punto de agua y un poco de comida cerca, es una garantía de presencia continua de jabalíes
Apostarse alrededor de una bebida significa apostar a una entrada tarde del animal, ya que en caso de estar los cebaderos separados de los bebederos éste comerá primero y beberá después.

Las charcas son particularmente productivas cuando el agua escasea en la zona, y más aún durante los meses cálidos. Durante los días muy calurosos es probable que el animal beba antes de ir a comer, por lo que apostarse temprano en el lugar puede ser un éxito.

¿Cómo le obligo a ‘elegir’ mi charca?

Las esperas alrededor de las charcas son particularmente bellas, ya que a las mismas concurren diferentes especies en un incesante desfile que mantiene entretenido al cazador.

Si en el área existe más de una charca, la forma de obligar a las presas a dirigirse a la que uno desea es colocando una radio encendida en aquellas que deseamos anular. No hace falta dejar la misma a todo volumen, ya que las presas tienen oídos muy finos, pero hay que tener la precaución de ubicarlas de tal manera que el viento arrastre el sonido hacia el agua.

Como los animales difícilmente puedan distinguir entre una voz humana en vivo de otra emitida, el bloqueo de esa aguada está asegurado. El único inconveniente de este método es tener que andar repartiendo estos adminículos por todos lados, ¡y luego tener que volver para recuperarlos!

Citas en las bañas

Las bañas entran en la categoría de señuelos. Por éstas entenderemos a aquellas naturales o artificiales formadas por lodo.

Los suidos prestan gran atención al cuidado de su piel, en particular al hecho de poder desembarazarse de los insectos que tienden a vivir a expensas de su sangre, como las pulgas. Para ello utilizan los baños de barro, o los de las bañas que poseen sustancias irritantes para los insectos como los mencionados.

Si la suerte no ha querido que dispongamos a nuestro alcance una baña podemos construir una artificial, para lo cual habrá que cavar un foso de unos 60 centímetros de profundidad por tres metros de largo y dos de ancho. El  mismo se recubre con un nylon grueso, sobre el cual se agrega nuevamente parte de la tierra y agua hasta formar un lodazal.

Una baña así montada, junto a una bebida y un poco de comida en sus alrededores es una garantía de presencia continua de suidos y otras especies de animales.

Para aquel que tiene la oportunidad de hacerlo, una forma de aumentar la efectividad de las charcas y las bañas, o de competir con otras en las cercanías, es la de cebarlas con cualquiera de los cebos descritos en artículos anteriores. Los animales rápidamente se hacen afectos a concurrir a las mismas, ya que en un solo lugar encuentran bebida, alimento y aseo, ahorrándoles largas caminatas.

(Texto: Daniel Stilmann. Fotos: Alberto-Aníbal Álvarez y Archivo).

Su voto: Ninguno Valoración: 2.8 (6 votos)
publicidad
publicidad

15,95 €

Visor nocturno Bresser NV-5x50
(Telescopios y visores)
279,00 €

249,00 €