Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
A TENER EN CUENTA...

El fallo de tiro, soluciones

en
Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo
Lo más frecuente entre los cazadores es que cuando fallamos un tiro pongamos cara de pocos amigos y miremos con cierto enojo a nuestra escopeta, a las vainas de los cartuchos empleados e incluso al perro, como si éstos fueran los causantes.
escopetafallo19811
Escopeta Remington CTi 105

Esta actitud es de lo más normal y habitual, pues es mucho más fácil echar la culpa a todo lo que nos rodea que a nosotros mismos, auténticos culpables de los fallos. Pero esta forma de proceder en un momento de acaloramiento, nada más haber cometido un error, es normal y humano que pase, pero cuando analizamos de una forma más tranquila lo lógico es que hagamos un balance mucho más objetivo y coherente de los fallos y aciertos.

Como resultado de este análisis lo normal es que tomemos una serie de medidas para conseguir que el porcentaje de aciertos sea más elevado. Es importante que las decisiones que tomemos sobre los cambios a realizar sean acertadas, ya que si ponemos soluciones donde realmente no existen problemas, no conseguiremos mejorar nada, es más, incluso podríamos empeorar la situación. Si no se está seguro de cómo solucionar un problema, lo mejor es aplicar la famosa frase gallega de “lo mejor es no meneallo”.

La ayuda profesional

Lo más acertado es acudir a un buen profesional y pedirle consejo sobre qué cambios efectuar. Lo lógico es que os haga una serie de preguntas, os vea tirar y con la información recopilada os recete los cambios y modificaciones mas idóneas a realizar para cada caso concreto.

En general, los puntos a tener en cuenta para realizar unos cambios o conseguir soluciones acertadas los podríamos clasificar en cuatro: las armas, los cartuchos, los accesorios y la reparación técnica de tiro.

Las armas

Siempre he sido de la opinión de que para la práctica de cualquier deporte el utilizar desde el primer momento un buen material deportivo era algo fundamental para llegar a dominarlo. El deporte del tiro o de la caza no iba a cambiar esta pauta, por lo que utilizar una buena escopeta siempre nos ayudará a mejorar nuestros resultados.

El poseer un buen arma, además de ayudarnos a realizar un correcto swing gracias a su equilibrio, brindará un buen plomeo y penetración de sus tiros. Junto a estas ventajas, nos ofrecerá algo importantísimo como es que cuando nos sintamos cómodos con ella a los 4 ó 5 años de tenerla, que normalmente es cuando le otorgamos el galardón de llamarla con todo cariño” mi escopeta”, ésta estará en perfectas condiciones de uso, ya que la calidad de sus materiales la hará estar como nueva para seguir brindándonos satisfacciones en nuestros disparos. Mientras que un arma de poca calidad es posible que para entonces nos esté pidiendo la jubilación a gritos, obligándonos a comenzar de nuevo a familiarizarnos con otra.

Es primordial cuando adquiramos un arma nueva lo hagamos pensando en aquella que mejor se acople a nuestras características como tirador así como para aquella modalidad de tiro que más habitualmente vayamos a practicar. Es importante al adquirir una nueva escopeta tener claro que el arma es lo más barato de todas aquellas partes que componen el mundo de la caza. Es un gasto que se hace una vez y que si es de buena calidad, nos puede durar incluso toda la vida, ofreciéndonos tener siempre algo bueno en las manos; lo caro en la caza son el coto, la munición, desplazamientos automóviles, etc, etc, elementos que muchos de ellos solo sirven para un sólo uso como los cartuchos, por ejemplo.

Muchas veces cuando cambiamos de arma baja nuestro porcentaje de aciertos; esto nos ocurre no porque la nueva nos vaya peor, sino porque generalmente nos solemos adaptar nosotros al arma y no al revés, como debiera ser, por lo que la vieja ya estaba acostumbrada a corregir nuestros defectos de tiro. Aunque para la caza es correcta la utilización de cualquier tipo de arma, la más práctica, cómoda y aconsejable en general es la semi-automática, pues en relación calidad-precio es la que mejores prestaciones no ofrece. El cambio de escopeta es recomendable realizarlo previamente a la nueva temporada, para ajustarla a nuestras medidas y familiarizarnos con su comportamiento, tirando unos cientos de tiros al plato antes de salir al campo con ella.


(Texto y fotos: GONZALO GÓMEZ ESCUDERO)


Su voto: Ninguno Valoración: 3.8 (9 votos)
publicidad
publicidad

15,00 €

139,00 €

109,00 €

79,00 €

64,00 €

Camiseta bicolor + Polo liso
(Camisetas de caza)

15,95 €