Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
A poco más de un mes de la apertura de la media veda

Hay pocas codornices en el sur, y muchas menos en el norte

Decían que las codornices estaban aquerenciadas en el sur de España y que cuando se comenzara a cosechar, se irían a La Mancha. Pero no ha sido así, ni lo está siendo. En el sur hay pocas y en La Mancha, menos.
Tractor_Forrajeras_M
Tractor trabajando en un campo de forrajeras.

No voy a dar nombres habida cuenta de que a algunos les han dicho que no espanten a los cazadores, que lo de la abundancia o carencia de las codornices se sabe el primer día de la desveda. (Después de haber vendido las tarjetas, ¿o no?, campeones).

Por tierras castellanas

La última semana de julio la he pasado en la zona codornicera por excelencia que es el norte de Palencia. Meteorológicamente la he pasado entre tormentas simultaneadas con calores. He andado de lo lindo y en mi todoterreno he estado dos veces a punto de quedarme y otra de caer a un arroyo. Pero en lo que a codornices se refiere, no he visto más que cuatro que se levantaron ‘juntas’ de un cordel de la antigua y avasallada Mesta.

En el norte se las esperaba, pero todavía no han llegado. El panorama es desolador, lo sé, pero lo he escrito después de departir con los pastores, con los cosechadores de forraje, con los habitantes de los pueblos, etc.

Este año, por razones meteorológicas de finales del pasado año, se ha sembrado mucho forraje o se ha dejado el cereal para tratar como tal, motivo por el que se está ahora segando y dando vueltas para poderlo secar y llevarlo al pajar o venderlo.

Centro de desecado.

También he visto varias gradas arando forrajeras y los centros de desecado hasta los topes de forraje. O sea, tenemos grada ahora post forrajera  y tendremos grada post cerealista dentro de quince días cuando sieguen la cebada y el resto de cereales que van desde la cebada hasta el opio, pasando por las oleaginosas tales como la colza.

En el resto de autonomías están igual de mal

Me gustaría equivocarme, insisto, y que se me cubriera de reproches. Todo con tal de que se cace, pero serían muchos los que nos equivocaríamos. No obstante, no bajaré la guardia y les tendré informados debidamente. Gracias de corazón a todos aquellos que me dicen lo que hay en aras de que los cazadores de a pie seamos conscientes de ello.

Tractor en plena faena agrícola.

No me gustaría dejar de cazar la menor, pero vamos de mal en peor. No obstante, les diré que el campo castellano está mejor que nunca para recibir un buen contingente coturno. Han vuelto a aparecer las mal denominadas “malas hierbas”, que caso de no haberse sembrado la tierra, la han pintado de rojo en el caso de las amapolas, pero las tormentas las inundan y meten miedo, y así no hay ave esteparia que resista.

Campo de amapolas.

Miren, las perdices están enguerando, las calandrias también y eso de que la perdiz ha criado bien, es mucho suponer. Pero este último cabo hay que examinarlo aparte estudiando ex profeso varios lugares perdiceros.

Información de los cobardes

Salvo mi buen amigo y docto cazador de nombre José Luis Garrido, no he visto a ningún ente físico o jurídico informar nada del asunto. Y cuidado que se gasta en medios para hacerlo.

Les seguiré informando, rogándole a Dios (nuestro Señor) que yo, un servidor de ustedes, tenga que pedirles perdón por equivocarme en estos pésimos vaticinios codorniceros.

(Texto y fotos: Miguel Ángel Romero Ruiz)



Su voto: Ninguno Valoración: 4 (8 votos)
publicidad
publicidad

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

Hola... Llevo tres semanas acudiendo a diario a la capital zamorana. Y de momento solo he visto un pichón de torcaz.
Esto significa que la primera puesta se ha perdido. Al igual que la de las aves que crian en los árboles y en el suelo. No se observan jilgueros jovenes. Solo las aves que incuban en agujeros han sacado algunos pollos (gorriones, vencejos, paloma bravia).
Del campo todavía no se nada porque no he podido salir. Cuando pueda ya os contaré lo que vea. Un saludo a ti Miguel Angel y a todos. Agur...

Vaya por Dios, Txoka, intuyo que todavía tienes que ir al hospital. Así es la vida, yo también pasé por esos momentos amargos. Lo siento de corazón.
De Palencia he venido con la moral muy baja. Con estas tormentas que va a quedar en el suelo y en el vuelo. Pues nada. Los padres amurriaos intentando un nuevo postón. Las perdices están echadas todavía y si no hay tormenta de noche, la hay de día. Tórtolas, ni una, torcaces las siguen matando. Malas cartas llevamos en esta partida.
Hoy he estado visitando La Bureba en la parte cercana a Miranda de Ebro (Burgos) y me han dicho los labradores que alguna canta, pero que hay muy pocas.
UN ABRAZO