Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
Copulando con una gallina, bebiendo cerveza...

Los vídeos más cachondos y curiosos de perdices

No todo son noticias, fotografías y vídeos de jabalíes. Las perdices también existen, vaya si existen, y además de protagonizar miles de jornadas cinegéticas en nuestros cotos, podemos verlas en piezas audiovisuales de lo más simpáticas y curiosas.

Además de reinas de nuestros cazaderos, las perdices podemos encontrarlas también junto al hombre, al que ayudan en una modalidad tan tradicional como la caza de la perdiz con reclamo macho o acompañan como animal de compañía o mascota.

Y fruto de esta cercanía, a veces se logran grabar escenas perdiceras sumamente pintorescas e incluso inauditas, que son las que os vamos a ofrecer en forma de cuatro vídeos virales.

Relaciones interespecíficas

En el primero, en un patio o corral, observamos una perdiz y una gallina enana picoteando el suelo juntas. Sin embargo, en un momento dado, la perdiz, a todas luces un macho, persigue encelado a la gallina hasta que logra montarla, como si se tratase de una hembra de su especie.



Nada como una cerveza para el calor

Por lo que respecta al segundo de los vídeos, éste transcurre en la terraza de un bar, y más concretamente sobre una de las mesas, en la que aparecen una copa de cerveza y una perdiz junto a la misma. Y lo cachondo del documento es que la patirroja, ni corta ni perezosa, no duda en hidratarse con la espuma de la cerveza.


Blanca por fuera, roja por dentro

Y si los anteriores os han gustado, preparaos con este tercero, donde a buen seguro quedaréis maravillados con esta preciosa perdiz albina que, en manos de un guarda, nos muestra sus destrezas en materia de canto.


Reclamo y perro a la vez

Para terminar, aquí tenéis un magnífico 'tenor', un reclamo macho que, en compañía de su dueño, sobre una piedra y sin jaula, nos enseña sus recursos para atraer a las perdices campesinas. Y cuando da por terminado su ‘concierto’, se baja del ‘escenario’ y, como si se tratase de un perro, sigue disciplinado los pasos de su dueño. 

 

Su voto: Ninguno Valoración: 4.7 (3 votos)
publicidad
publicidad

12,00 €

Prismáticos Konus Supreme 8x32 W.A
(Prismáticos para la caza)

134,00 €

Botas Cabrit Becada
(Botas de caza y campo)

129,95 €