Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

El parany se enfrenta a la décima temporada de caza sin marco legal

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo
Los paranyers confían en poder tener listo el próximo mes de septiembre el borrador de la nueva ley que les permita cazar siguiendo el modelo francés de no dar muerte al animal, después de que hayan decidido calcar punto por punto la normativa gala.

Pese a la urgencia en tramitar el borrador, lo cierto es que los aficionados se quedarán en octubre a las puertas de la décima temporada sin disponer de marco legal para poder cazar.

“Ahora estamos ultimando los aspectos jurídicos y puliendo el documento final. En la reunión de la pasada semana en Francia, con entidades internacionales que entienden de la materia, cuadramos los puntos básicos”, destaca el propio presidente de la asociación de paranyers Apaval, Miguel Ángel Bayarri.

Una vez el borrador esté redactado, el siguiente paso será enviarlo a Bruselas, a través del Instituto Europeo para el manejo de las aves silvestres y sus hábitats, que será el encargado de defender el documento.

Asimismo, también se remitirá una copia al Gobierno central, concretamente, al Ministerio de Medio Ambiente, y se solicitará una reunión con el departamento del ministro Miguel Arias Cañete. Encuentro que contará con la mediación de la Oficina Nacional de Caza, entidad que ya ha mostrado su apoyo a los paranyers castellonenses en su intento de disponer cuanto antes de una normativa.

Y es que el Ejecutivo central es quien tendrá la última palabra al respecto, ya que el fallo del Tribunal Constitucional aseguró que las competencias en temas de caza recaen en el Gobierno y no en el Consell.

Para ello, es clave contar con el visto bueno de la Unión Europea, si se tiene en cuenta que el Gobierno ya ha anunciado que no apoyará una normativa contraria a los intereses europeos por miedo a enfrentarse a una sanción.

Única vía

“No tenemos otra salida que el método francés, porque debemos respetar la normativa de la UE, por tanto, es el único camino”, señaló Bayarri, a la vez que advirtió que si algún paranyer no respeta la nueva normativa cuando esté en marcha, es decir caza para matar, no contará con el apoyo de Apaval.

Más información en El Periódico Mediterráneo.


Etiquetas:

Sin votos aún
publicidad
publicidad
Visor nocturno Bresser NV-5x50
(Telescopios y visores)
279,00 €

249,00 €

7,00 €

4,95 €

79,00 €

64,00 €

225,00 €

169,00 €