Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
“No soy aficionado a los toros pero soy ministro de todas las culturas”, eran sus palabras días antes de dimitir

Màxim Huerta recula ante los taurinos, ¿lo hará también con los cazadores?

El periodista y escritor Màxim Huerta, hasta ayer por la tarde ministro de Cultura y Deporte del Gobierno de Pedro Sánchez, tuvo hace unos días, durante una entrevista, unas palabras de acercamiento al mundo de los toros.

Tras conocerse el nombramiento de Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deporte, y gracias a sus comentarios y fotografías en redes sociales, os informamos del carácter antitaurino, anticaza y animalista de este controvertido periodista.

Y aunque la actualidad lo volvió al primer plano al conocerse su condena por fraude fiscal hace años y su posterior dimisión como ministro en rueda de prensa, el motivo de estas líneas fueron sus palabras en una entrevista concedida al programa La Sexta Noche con Iñaki López.

En su intervención, tras escuchar unas declaraciones del torero Francisco Rivera en las que se mostraba contrariado porque hubieran nombrado ministro de Cultura a un antitaurino, Màxim Huerta señalaba que “es vox populi que no soy aficionado a los toros pero soy ministro de Cultura, de todas las culturas”, añadiendo el ahora exministro que “mis gustos no tienen que coincidir con todas las sensibilidades del país”.

“Obviamente está enconado ese conflicto por las dos sensibilidades que hay, así que habrá que sentarse todos, hablar, tender puentes, porque el diálogo lo soluciona todo”, fueron otras palabras de Huerta en su intervención durante el programa televisivo, quien además aseguró “que no se asuste Fran Rivera, ni El Juli ni ninguno de los toreros porque no he venido a causar ninguna polémica”.

A partir de estas palabras, con las que Huerta templaba gaitas con los taurinos por sus desafortunadas publicaciones en redes sociales, nos preguntábamos, si hubiera seguido al frente de la cartera de Cultura y Deporte, qué ocurriría con los cazadores, habida cuenta que la caza, amén de muchas otras cosas, es cultura y tradición a lo largo de los siglos.

Y poníamos dos ejemplos muy recientes: la declaración de la cetrería por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, así como los proyectos, en Andalucía y Extremadura, de que la Montería y la Rehala sean declaradas Bien de Interés Cultural.

¿Reculará también Màxim Huerta respecto al colectivo cinegético por sus comentarios anticaza? Éste era el interrogante que nos hacíamos horas antes de que se precipitase su dimisión y se anunciase a José Guirao como nuevo ministro.



Su voto: Ninguno Valoración: 5 (1 vote)
publicidad
publicidad

18,00 €

15,00 €

215,00 €