Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Saber cuándo y cuánto adelantar el tiro en movimiento para mejorar en montería y batida

Organizado por la Federación Catalana de Caza RT de Barcelona y contando con la colaboración del Club de Tir Esportiu Mataró, se ha realizado recientemente una formación sobre tiro en movimiento.

Un curso teórico/practico único, un curso de iniciación al tiro al blanco móvil, impartido por Ramón A. C. Fitó, uno de nuestros grandes expertos instructores. El desafío de esta formación fue descubrir cuándo y cuánto adelantar el tiro; y es que con una buena base teórica y mucha, mucha práctica, algo muy poco usual en nuestro querido país, podremos adquirir la experiencia que mejorará nuestra técnica instintiva que nos permitirá calcular la distancia que tenemos que adelantar el tiro y poder disparar de forma efectiva sobre blancos móviles o incluso sobre animales en movimiento. El curso fue posible gracias al Club de Tir Esportiu Mataró, donde queda una de las pocas instalaciones de blanco móvil que existen en España y ha contado con la colaboración de las marcas Gamo, RWS y Aimpoint.

Participantes en este curso de iniciación al tiro al blanco móvil.

Hemos de tener en cuenta que las populares modalidades de caza mayor colectivas como la montería o la batida, tienen un punto extra de dificultad, que no es otro que disparar a animales en movimiento, hecho que las hace aún más atractivas. En ellas, para ser efectivos, adelantar el tiro es importantísimo si deseamos cobrar la pieza. Muchos piensan que como la velocidad de la bala es muy superior a la velocidad de la res, sea un jabalí o un ciervo, con el hecho de apuntarle al codillo y seguir el animal corriendo la mano lo tendremos todo solucionado. Nada más lejos de la realidad si lo que queremos de verdad es fallar el tiro o, en el mejor de los casos, que éste quede en los cuartos traseros del animal, provocándole un gran sufrimiento en lugar de matarlo.

Equipo de Ramón A. C. Fitó utilizado en el curso.

Por norma general los cazadores en nuestro país invierten muy poco tiempo y esfuerzos en practicar y mejorar sus dotes de tiro, y los pocos que lo hacen es sobre blancos estáticos. Disparar a un blanco móvil es algo verdaderamente excepcional, si no es de verdad y con cuatro patas. A diferencia de otros países europeos con mucha más tradición y cultura de caza, donde al colectivo no sólo se le exige la práctica, sino incluso la puntería en el blanco móvil para poder salir a cazar de la forma más ética y efectiva. Después del curso entendimos esa máxima de la sabiduría popular que dice: “con los guarros no es lo mismo donde les tiramos que donde les damos”.

Dibujo de un jabalí con sus órganos vitales y blanco con impactos.



Su voto: Ninguno Valoración: 5 (2 votos)
publicidad
publicidad

95,00 €

El raso de la viña
(Más Libros)

22,00 €

El legado del lobo
(Más Libros)

70,00 €

Patas de Urraca
(Más Libros)

23,00 €