Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Finca Mochares inaugura la temporada de caza 2012 con una jornada para la prensa

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo
En el día de ayer Finca Mochares, situada en Nambroca (Toledo), convocó, como viene siendo ya tradicional, a los medios de comunicación especializados para celebrar la inauguración de la temporada de caza 2012/13.
Finca Mochares
Foto de familia del grupo de periodistas invitados a esta inaguración de la temporada de caza de Finca Mochares.

Periodistas de los principales medios de comunicación cinegéticos –periódicos, páginas webs, radios y televisiones- de España acudieron a esta magnífica finca toledana para conocer de la mano de su director y propietario, Juan José López del Cerro, las novedades para esta campaña cinegética, a lo que siguió una jornada de caza en mano en el interior de la finca.

Finca Mochares es un exclusivo coto cercano a la Hípica de Toledo que en sus orígenes fue una finca agrícola y ganadera y coto de caza privado hasta que, en 2010, fue abierta al público. Las 800 hectáreas de este acotado están compuestas por montecillos, esparteras, tomillares, olivares y retamares, salpicados de arroyos, manantiales y fuentes naturales. Los badenes y desniveles del terreno, junto a las formaciones pedregosas que salpican la finca, conforman un escenario perfecto para la práctica de la caza en mano. En este hábitat pueden encontrarse conejos, liebres, faisanes y perdices.

López del Cerro destacó en el acto de presentación que esta campaña promete en abundancia de especies cinegéticas, con especial atención para el faisán (Mochares es de los pocos lugares de nuestra geografía donde pueden encontrarse faisanes salvajes), conejo y perdiz. “El faisán se ha criado muy bien, ha habido muchas polladas y estamos observando una abundancia de ejemplares superior a la de años anteriores”, señaló. En cuanto a la perdiz, López del Cerro dibujó un panorama similar, pues se habían observado grupos de pollos sobrevolando las zonas de anidadas en todos los senderos y caminos de la finca. Y al hablar del conejo, las expectativas son igualmente positivas, pues el verano seco que hemos vivido ha contribuido a que no haya sufrido enfermedades la especie.

El buen estado de las poblaciones de este acotado es mérito también de una eficaz y esforzada labor de gestión. Como ejemplo, baste citar que la propiedad de Mochares ha mejorado la red de fuentes que hay en la finca –más de 50 kilómetros de tuberías subterráneas garantizan el abastecimiento al medio centenar de pequeñas fuentes que están distribuidas sobre el terreno-, lo que ha asegurado el acceso al agua a las especies que en ella habitan, algo muy importante ante la sequía vivida. “Hemos limpiado las fuentes y hemos incorporado algunas para evitar que las especies se quedaran sin agua”, explicó el propietario.

López del Cerro destacó la importancia de la caza para la región y confió en atraer a un buen número de cazadores a esta finca gracias a la calidad de la caza, la limpieza y cuidado de la finca y el cuidado de los servicios que prestan. En este último aspecto, merece destacarse la esmerada atención que los gestores de Finca Mochares ponen en el aspecto gastronómico. Los cazadores que acudan a disfrutar de sus instalaciones podrán disfrutar de desayunos donde no pueden faltar la repostería toledana o las clásicas migas manchegas con huevos camperos. Y para almorzar tras una jornada de caza, se pueden degustar delicias tales como cocido, chuletas de lechal, arroz con capón, tostón y cabrito asados al horno de leña de encina, entre otras viandas.

La cacería de la prensa

En cuanto a la jornada cinegética que pudieron disfrutar los periodistas de los distintos medios destacados, ésta comenzó, como no podía ser de otra manera, con unas buenas migas manchegas con huevos.

Acto seguido, se organizaron dos grupos de ocho cazadores cada uno, que dieron en total dos manos, entre las cuales se hizo una pausa para tomar un refresco y reponer fuerzas. La abundancia de las cuatro especies de pelo y pluma por toda la finca permitió a los componentes de las dos manos disfrutar de lances variados tanto a pelo como a pluma, dándose algunos dobletes de faisán-conejo y perdiz-liebre, teniendo todos los cazadores oportunidad de abatir caza. No obstante, el calor reinante durante toda la jornada, y de manera especial durante la segunda de las manos, ya con el sol arriba, hizo mella tanto en los cazadores como en los perros, que exhibieron un rendimiento menor, buscando continuamente refrescarse en los puntos de agua repartidos por el coto.

Con todo, la cacería se cerró con un buen tapete de más de 120 piezas, para satisfacción de todos los participantes en la jornada, que además destacaron la excelente calidad y abundancia de la caza disponible en este acotado, la belleza del mismo y el buen trato recibido de todos los responsables de Finca Mochares. El día finalizó con un excelente y reparador almuerzo a base de arroz con conejo y carne de corzo que hizo las delicias de todos los presentes.


Sin votos aún
publicidad
publicidad
Tiro de Caza 1
(Monográficos + DVD)

6,95 €

22,00 €

Polo bicolor + Polo liso
(Camisetas de caza)

15,95 €

145,00 €

119,00 €

19,00 €

14,95 €