Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
El zorro impertinente

El Blog de el Zorro Impertinente


 

El fin de mis días

Había pasado todo el día encamado en unas pequeñas zarzas que están junto a las primeras casas del pueblo. No es mal sitio en estos días de frío y lluvia, ya que estás protegido de las inclemencias y si por fin aparece el sol, los primeros rayos te dan de lleno. Además, ves pasar a algunos viejos que salen de paseo por la carretera, a la misma hora, todos los días, como si de un rito se tratase. No es buen... [Leer más]


Que no nos quieran tanto...

Ando un poco mohíno estos últimos días, hasta diría que barrunto algo malo por suceder. Como los cazadores de perdices, liebres y conejos hace semanas que no pisan el monte, y los pocos que lo hacen se dejan ver dos o tres horas a lo sumo, sólo me sacan de mi ensimismamiento los becaderos, tan pesados con sus perros especialistas y estilistas -que denuncian su posición mediante cencerros o collares que emiten p... [Leer más]


Domingo de cementerio…y de respiro

He pasado un fin de semana bastante raro. En mi zona de campeo nocturno se incluye los alrededores de un cementerio, un paraje normalmente vacío todo el día, salvo algunos días y durante poco tiempo, en que se juntan varios coches a la puerta. En las tapias, de vez en cuando, me hago con algún ratón que llevarme al estómago. En los montones de tierra cercanos, también se encuentra algo de desperdicios en bolsa... [Leer más]


“Éramos pocos y parió la abuela”

Lo cierto es que después del festín de corzo de la otra noche, he disfrutado de unos días de relativa tranquilidad en mis dominios. Sé, porque estuve pendiente de ello, que el cazador de la otra tarde recuperó, a la mañana siguiente, la piel y la cabeza del animal herido por él y devorado por nosotros. Bueno, en realidad tuvo que recurrir a otro cazador, uno de ésos a los que me refería en otro texto comenta... [Leer más]


Un festín nocturno

Ya me han dicho que en www.elcotodecaza.com hay una espectacular foto de dos de mi especie, que no se muestra precisamente cariñosos en la imagen. La naturaleza es así, ni los animales somos personas, ni tenemos esos sentimientos que se denominan “humanos”, ni tan siquiera nos regimos por los mismos parámetros que exterioriza la gente corriente. En la naturaleza, una gran mayoría caza para comer. Otros se def... [Leer más]


Cuestión de necesidad

Afortunadamente para nosotros, los zorros, el ser humano cazador de hoy nada tiene que ver con el de décadas atrás. Su alejamiento del rural y concentración en ciudades y pueblos de grandes dimensiones, crecidos estos últimos al amparo de un urbanismo atroz que hace un par de años parece haber frenado en seco, han traído consigo que sus instintos y habilidades montunas -nada del otro mundo en comparación con n... [Leer más]


Competir con las rapaces por lo poco que hay

¡Cómo está septiembre! Calor, sequía, polvo por doquier y rastrojos que parecen estadios de fútbol, pero de esos de tierra en los que juegan los equipos de estos pueblos por los que campo a mis anchas, sin mucha competencia, que por aquí nos han dado leña hasta que cante el mono... [Leer más]


¿Mala vida el jabalí?

Sí, yo seré un impertinente, no lo duden, pero apenco con lo que me toca vivir en cada momento y tiro hacia delante. Suelo quejarme lo justo y he decidido hacerlo sólo en este blog. No como otros animales, que cada vez que me topo con alguno me pone la cabeza como un bombo, tanto que se me quitan hasta el hambre y las ganas de cazar y he de echarme a dormir un rato en mi agujero para que se me pase la empanada me... [Leer más]


De cuervos y cazadores

En este septiembre caluroso, tras un agosto reseco, inicio mi presencia en esta página web, que espero sea larga y no acabe a tiros, como suele pasar con los de nuestra especie. Y lo hago porque es lo que ahora se ha puesto de moda para comunicarse e intercambiar opiniones, pero recuerdo otros tiempos y no puedo por menos que volver la vista atrás y rememorar las estrofas de Samaniego. En la rama de un árbol, ... [Leer más]


publicidad
publicidad
Distribuir contenido