Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
marome

El Blog de Miguel Ángel Romero

Informático de profesión y tanto cazador como pescador de vocación. Soy, ante todo, un hombre que ama al mundo rural en todas y cada una de sus dimensiones. Nací en mayo de 1951 en Fuente Andrino (Palencia) y llevo más de 40 años fuertemente arraigado en Euskadi. Tengo mi segunda residencia en Saldaña (Palencia). Soy un amante incondicional de las culturas autóctonas y por ende, de las cazas tradicionales.

 

La mala gestión del lobo propicia el furtivismo y el abandono del medio rural

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo

La gestión del lobo en todas las autonomías de España es muy buena sobre el papel. Nadie lo discute, porque el papel lo aguanta todo. Pero la realidad del mundo rural está propiciando constantes quejas de los ganaderos y de sus sindicatos. Tanto es así, que constinuamente y de forma machacona salta la noticia de tales hartazgos a los medios generalistas. Es más, atacan en provincias como Vizcaya que, sin importarla las críticas, declaró el territorio libre de lobos para beneficiar a sus ganaderos.

Los problemas del lobo

Uno de los problemas más acuciantes del lobo es que de él han hecho bandera ciertos grupos autodenominados conservacionistas o ecologistas, que desconocen la trascendencia del tema en profundidad, ya que para estar al tanto de él hay que pertenecer o convivir de continuo con un mudo rural que en la actualidad está abandonando las cabañas de las diferentes razas de ganado no estabulado por falta de rentabilidad.

Los pocos ganaderos que resisten para vivir de la ganadería extensiva, tienen que soportar afrentas de todo tipo, por el que el ganadero rural no puede permitirse el lujo de comprar pienso y pagarlo con el dinero del que carece. Y en silencio, como lo hizo siempre, abandona la ganadería. No obstante, recono20130520-ovejaszco que hay grupos conservacionistas que se han preocupado del asunto y lo han visto con claridad meridiana.

Si se abandona el ganado no estabulado, crece el monte o se cierra de tal manera que al convertirse en impenetrable pasa a ser ingobernable, y en esto Castilla y León es un ejemplo incuestionable. Es entonces cuando crecen esas especies subyacentes que preparan el suelo para los incendios y el monte pasa a ser un refugio seguro para una cabaña de animales silvestres entre la que impera el lobo por ser el único animal que carece de depredadores naturales, pues el mayor depredador que tiene el lobo son las carreteras con la muerte segura de una media que, al carecer de datos oficiales, bien podíamos situar en un 50% tirando por lo bajo.

De no ser por las vías de comunicación, los lobos pasarían a ser un problema de primera magnitud. Pero esta manera de minorarlos es cara y trae consigo un sobrecoste añadido que en la actualidad no se puede soportar.

En contra de lo que la gente cree, al lobo le gusta vivir cerca de las poblaciones humanas, pues durante milenios vivió casi exclusivamente de los semovientes y demás animales muertos que el hombre abandonaba en los muladares para que hicieran un muy reconocido trabajo tanto ellos como los buitres y los quebrantahuesos. El lobo jamás olvidó su rol social. Lo que ocurre es que hoy el monte es impenetrable y es un seguro escondrijo que lo tiene a pocos metros de cualquier pueblo ganadero y por ende de cualquier corral, cerca o rebaño. Por si fuera poco, en zonas como Toro (Zamora) o la Vega del Carrión (Palencia) cosechan los maizales generalmente a primeros de mayo por las lluvias, que son una buena despensa y un buen refugio añadido a los montes impenetrables.

Antes había un respeto mutuo entre los lobos y los animales domésticos. Al mundo rural le venía muy bien que limpiaran de carroña las orillas de los pueblos que se depositaba en los muladares y nunca se les hizo nada a excepción de cuando alguno salía díscolo y atacaba rebaños, perros, semovientes de noria o laboreo del campo. Entonces se hacía huebra para abatirlo y todavía se pueden contemplar en el norte de España las loberas donde se procedía en consecuencia.

Lo de los años cincuenta y la Estricnina fue una ocurrencia gubernamental como la de la concentración parcelaria o la destrucción de los caminos y cordeles de la Mesta. En contra de lo que la gente crea, el hombre del mundo rural es muy reacio a utilizar venenos en el campo, pues es muy consciente de lo que desencadena por verlo de inmediato sin que nadie lo manipule al contárselo.

No obstante, si el habitante del mundo rural quiere vivir de la agricultura, se ve abocado a utilizar unos fitosanitarios qué él es el primero en rechazarlos, pero… hoy es imposible sembrar y llegar a cosechar si no se siguen las pautas establecidas por las multinacionales cuyos productos Bruselas dice que va a prohibir y no prohíbe, pues los lobbys de presión son fuertes y dan donde más duele. Que nadie cante victoria con la prohibición de los nicotinoides, prohibición a regañadientes que comienza el uno de diciembre y sólo es para dos años

El mayor problema de todos

En España tenemos una Administración capaz con funcionarios de una valía excepcional que entraron mediante dura oposición; unos funcionarios con vocación de servicio, no lo duden. Pero en todas las administraciones por encima de los funcionarios están los políticos, quienes escriben las partituras que las orquestas de funcionarios deben de interpretar, y así lo hacen a sabiendas de que quien desafine o no toque el instrumento, es condenado a mazmorras sin miramiento alguno. O sea, un acoso laboral, moral, personal, vital y mil cosas más que no se denuncia por padecer el síndrome de Estocolmo y como consecuencia de esa maldad tan socorrida de tacharles de privilegiados en un mundo que ellos, los pres20130520-lobountos, han empobrecido en beneficio de ellos mismos.

Malos son esos políticos sin vocación de servicio, pero peores son esos funcionarios que conociendo el sistema se meten a políticos para facilitar a los presuntos el mal proceder que leemos cada día. Claro, no lo hacen gratis, antes acosan a sus compañeros y luego se llevan su buen pellizco sin dejar nunca de contentar a sus amos.

La Administración se ha encontrado de golpe y porrazo con el problema de los lobos y con una chusma chillona que necesita ritmo de orquesta pachanguera -me refiero a los pretendidos naturalistas o ecologistas-. Por eso, los políticos que no quieren ruidos han encargado los temas a terceros ajenos a la Administración capaces de llevarse al huerto a los chillones so pretexto de hacer unas nivelaciones sin muerte o qué sé yo.

Los ganaderos desaparecen, pero los “desfacedores de entuertos” se multiplican tal vez de forma ajena al Perfil del Contratante que tanto se pregona en las webs de todas las administraciones de España. Tarde o temprano habrá que hacer una auditoria técnica y económica a esos cráneos privilegiados para poner las cosas en su sitio. En esta vida, que es corta pero ancha, todo llega y todo pasa. Y si no, al tiempo.

Los furtivos

La inmensa mayoría de los cazadores son gente que no quiere problemas y menos de esta índole, y esta situación la aprovechan los furtivos para cazar lobos por el morro a sabiendas de que los pocos habitantes del mundo rural van a hacer la vista gorda. Furtivos sin alma que les da igual matar al lobo ahora, en época de cría, que cuando les  viene en gana. Furtivos miserables capaces de todo. Furtivos que son el pretexto para que quienes no se paran a estudiar el asunto, extrapolen sus viles acciones a todo un colectivo.

Resumen final

Se están matando lobos con caras cortinas de humo que no benefician a nadie. No hay transparencia en este asunto. Miren ustedes, cuando los ganaderos de una provincia se quejan por el daño de los lobos y de golpe y porrazo dejan de hacerlo, es que han desaparecido todos, cosa que dudo, o que se ha procedido a una nivelación poblacional. Nombre que da la Administración a su caza en cualquier época del año, incluso cuando están criando.

El problema del lobo desaparecerá cuando sea una especie de caza más previa regularización poblacional, pues en la actualidad los daños son inasumibles por nuestro colectivo. De esta manera, el mucho dinero que se ahorraría la Administración serviría para ayudar a un mundo rural verdaderamente necesitado de él. Esos ingresos millonarios de la “Sierra de la Rana”, son cortinas de humo para beneficiarse cuatro ajenos al mundo rural.   

Su voto: Ninguno Valoración: 5 (6 votos)
publicidad
publicidad

MAROME, preguntale a Horhy, por donde vive su famila, donde comimos.
Hace un año, se envenenaron a muchos que no tenian nada que ver con el problema, y el problema es el que tu defines muy bien.
Sigues llevandolo en la piel...
Te invito a que veas unas fotos que seguro te traeran buenos recuerdos.
http://jjsantamaria.blogspot.com.es/2013/05/como-sera-la-cosecha-vendra-la-codorniz.html

Hola Miguel Angel lo preimero saludarte a ti y al resto de personas que dejan su opinion en este blog despues de tanto tiempo sin compartir mis opiniones con vosotros por unos asuntos familiares que me tienen ocupado y preocupado vuelvo a dejar mi opinion. No siendo ningun experto en materia de lobos este tema es uno mas en el que ciertos conservacionistas y ecologistas se creen ser los mas capacitados para salvar al lobo y a las demas especies sean protegidas o cinegeticas a veces tengo la impresion que parte de este grupo de personas no han visto el campo de cerca ni su forma de vida ni como ganaderos y agricultores se ganan la vida y lo que tienen que pelear para sacar sus vidas adelante siempre han querido que prebalezcan sus ideas conservacionistas por encima de las demas no dandose cuenta que en la mitad esta la razon es decir que cogiendo ideas de unos y otros esta siempre el equilibrio o tu crees que les importa cuanto ganado matan los lobos o si a estos la administracion les da caza indiscriminadamente no hombre no las importa nada solo aparecer como los grandes salvadores que quieren y no consiguen ser ya que a muchos no nos engañan por que sabemos que gestionando bien un territorio se puede conservar estupendamente su riqueza medioambiental .
Lo que comentas de los furtivos donde no sacan beneficio y en estos casos mas como tu bien explicas y como bien dices los que viven en la zona pasan por que asi un problema menos pero si la administracion les dejara a estos habitantes gestionar la zona a lo mejor cambiaba un poco el asunto ya que nadie mejor que ellos para saber como hacerlo.
En resumen y como dije al principio que como cieta gente se cree la mas capacitada y los demas solo queremos arrasar el monte y encima presentan ante las administraciones esos planes de conservacion que van a salvar al mundo mundial pues los politicos hacerles caso por que si no ya saveis ruido y mas ruido que a veces nosotros deberiamos hacer lo mismo a ver si asi cambiaba un poco la cosa ya que enseñandoles como funcionaba y funciona la naturaleza y el mundo rural no hacen caso.
Bueno sin mas un fuerte abrazo y un saludo ah deciros que segui muy atentamente vuestras combersaciones en el anterior blog sin mas cuidaros y un abrazo.
Patxi.

Así es, PATXI, hay mucha gente viviendo del cuento sin pegar palo al agua y defendiendo lo que desconocen. Pero más culpable que ellos, son quienes les dan subvenciones para manejarlos en contra de quienes no pueden defenderse en la misma proporción que son atacados. Y por desgracia, nadie les ayudamos.

Eso que dices tú, Patxi, de gestionar la zona es lo que históricamente se denomina CONCEJO ABIERTO. Ahora se quieren cargar los ayuntamientos menores de 5.000 habitantes en toda España para que esa democracia participativa desaparezca. Una democracia con la que no acabó ni la dictadura del militar sublevado de nombre Franco, van estos y quieren cargársela de un plumazo. Quiero que sepas que en mi Tierra ya lo hicieron metiendo el diente en los comuneros, un crimen de lesa patria que lo perpetro la Concentración Parcelaria para obligar a los agricultores modestos a emigrar de esclavos a los fabricorros periféricos o a irse al extranjero para aportar las divisas que necesita una España mal vista por el Mundo entero, salvo por los americanos que instalaron aquí sus bases y ahí siguen.

Los ecolojetas atan la burra donde les manda el amo. Hoy se meten con los cazadores para estar en forma y luego la toman con las nucleares para distraer la atención del problema y propiciar que los gobiernos pongan más todavía.
UN ABRAZO

Primero, saludaros a todos, JJ, Patxi y Miguelón.
En cuanto al problema de los lobos, poco o nada puedo contar, no conozco el problema. Lo que sí que sé, es que en el monte debe haber de todo, pero con equilibrio.
Cada vez hay menos ganado en el monte, y los ataques, según las noticias se siguen sucediendo, tanto le cuesta a la administración ayudar en la medida de lo posible a los ganaderos? y además, hacerlo de una forma rápida.
Los ecologistas, ya sabemos su postura, lo de siempre.
Y luego están los furtivos, si se puede cazar de una manera controlada en las zonas que éstén causando problemas, los furtivos desaparecen, y vendiendo esos premisos, se podrían estar autofinanciando los daños.
Igual he dicho alguna burrada, pero es que desconozco el tema, lo siento, ya me corregireis.
He tenido la suerte de ver un lobo, más cerca de lo que en ese momento me hubiera gustado, pero fue algo impresionante y que no se olvidará jamás.
Un saludo

Orhy, tú dile a Jesús José y a muy pocos kilómetros de donde vive él, podrás verlos. O al menos podrás ver sus huellas, sus cagadas, etc. etc. pero se te helará el corazón como veas un desaguisado o un rebaño atacado. En Boñar (León) hay un sitio precioso que nada tiene que ver con Cabárceno donde con un poco de suerte podrás verlos fácilmente.
UN ABRAZO

Jesús José, un servidor no tiene perdón de Dios, deja para el final a quienes más quiere y más le aportan. Eso me hacen mis hijos a mí. Si un amigo les dice de hacer algo, van de inmediato, pero si se lo digo yo, nunca tienen tiempo. Ya ves, soy como ellos.

Veo que o me conoces de la zona, o por ser de ahí como tú, me has cogido el común denominador a la perfección.
Es cierto. Yo quiero mucho a los lobos y a veces les he capturado. Pero te diré que cuando estuvieron en trance de desaparición, al monte le faltaba algo a mi parecer. Lo quiero. Lo siento en el monte cazando becadas cuando los perros se me meten entre las piernas. Leo sus huellas. Observo sus cagadas. Espero a la noche a ver si veo brillar sus ojos. Con decirte que les he tenido muchas veces en mi visor y no les he disparado, te digo bastante. Yo, quiero a los lobos. Eso es cierto. Pero sin ser un mojigato, que no lo soy, ni lo fui y espero no serlo jamás, te diré que se me encoje el corazón cuando leo en los ojos de un pastor el miedo a no poder sobrevivir en el campo y el dolor que le produce la pérdida de su rebaño. Si esto fuera circunstancial o en pocos casos, se les podría ayudan de la manera que no les ayuda nadie en España, pero cuando hay muchos, hay que tomar decisiones amargas para las cuales están los gobiernos de turno. Me duele la muerte del lobo, eso es cierto, pero más me duele el abandono rural por culpa de él y de ciertos malhechores que se apuntan a vivir a su costa. Los malhechores están subvencionados por el gobierno, pero para cobrar un pastor la ayuda que le corresponde por daños, tiene que hacer un master burocrático.

Las fotos de tu blog son preciosas. Algunas me transportan a mi lejana niñez y veo en la máquina de beldar a mis familiares muertos. Hay una que no la interpretarían muchos y es la que están barriendo la era con escobas de valeos. Nuestras llanuras … nuestra gente pura y buena … Veo a los semovientes trillar y casi me arrulla ese sueño que me entraba en el trillo después de levantarme a las dos de la mañana para acarrear la mies a la era y luego trillarla, volver la trilla, aparvarla, amontonarla en la parva y si sobraba tiempo, ir a acarrear a alguna tierra cercana en el carro de par.
Los saltamontes que cada vez me cuesta más trabajo coger por falta de ellos. Los fósiles que nadie debiera de tocar, pues son la escritura fedataria que nos cuenta la historia desde que el Mundo es Mundo…

UN ABRAZO, compañero.

MAROME si lloras no te pongo mas, que no me entere.
http://jjsantamaria.blogspot.com.es/2013/05/una-de-lobos-un-dalle-una-chaqueta-y-un.html

Mi querido paisano y compañero Jesús José:

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer.

Te contesto a lo de los lloros con unos versos de Rubén Darío, tío abuelo -o algo así- de Rosa Villacastín.

Esas historias me encantan y yo mismo las escribo, entre otras publicaciones, en la revista local llamada VOCES, de Villaherreros (Palencia).

http://www.villaherreros.com/index.php?option=com_content&view=article&id=55&Itemid=72

La historia es preciosa y magistralmente escrita. Las fotos están ligadas a mi adolescencia y esos trabajos los he hecho yo con estas manos predestinadas al campo y prisioneras de la tecnología que todavía siguen llamando: NUEVAS TECNOLOGÍAS.
Decía nuestro paisanod Jorge Manrique:

Otros que, por no tener,
con oficios no debidos
se mantienen.

Veo un Perdiguero de Burgos … y durante más de 30 años he cazado con ellos las perdices. Todavía pertenezco al Club reconocido por la Canina. Hay tres sociedades y cada vez menos perdigueros. Qué pena.

Imágenes de la trilla, de nuestros mayores, unas carlangas … el lobo. ¿Qué sabrán estos ignorantes del lobo?. Pero si siempre estuvo a nuestro lado para bien de los filandones y para mal de algún pastor de vez en cuando. Pero se le podía soportar. Ahora: NO. Tantos: NO. Pero yo no concibo nuestra tierra sin lobos.

UN ABRAZO

Creo que la gestión del lobo podría ser extensible a todo el modelo de gestión. Se suele hacer a costa de la gente del campo. Ellos ponen sus animales, su futuro, y los políticos y la sociedad ningún compromiso para cubrir sus perdidas.
Habría que mimar el medio rural y a los pocos que apuestan por el y sobreviven en el.
Para acabar creo que seria bueno que en vez de penalizar, se primara a los entornos bien conservados: nunca he entendido que cotos que forman parte de parques, tengan que soportar los mismos impuestos que terrenos en los que un lagarto creen que se extinguió con los dinosaurios.
Tanto experto, tanto conocimiento para no mejorar.
Mi padre si me contó la batallita de cuando con 12 años el lobo acabo con muchas de las ovejas. Y dos cabras.
Saludos

Galano, tu padre no te contaría ninguna batallita. Seguro que te dijo la verdad. Evidentemente, el lobo no es más que un elemento a reseñar dentro de un modelo de gestión global muchas veces pregonado y nunca aplicado en España. En el fondo de lo que se trata es de desmantelar el mundo rural convirtiendo a sus moradores en “especies humanas dignas de estudio”.
Lo de la gestión de los parques en España es una burbuja que explotará y dará mucho que hablar.
Muchas gracias por tu acertada participación.

15,00 €

Chaquetón + polo manga larga RFEC
(RFEC Equipación Oficial)

34,95 €

Polo bicolor + Polo liso
(Camisetas de caza)

15,95 €