Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
jmgarcia

El Blog de José María García

Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, entré a formar parte de Grupo V en 1999, ejerciendo primero como redactor de las revistas Federcaza y Caza Mayor, más tarde como redactor jefe de las mismas y, desde 2006 hasta el momento presente, como director de Caza Mayor, así como adjunto a la dirección de Federcaza. También fui director de Perros de Caza desde enero de 2007 hasta septiembre de 2013. Soy uno de los responsables de esta página web y practico tanto la caza menor con perro como la caza mayor en montería, rececho y aguardo.

 

Mis hijos cazarán... o no

Tengo dos hijos, Felipe y Mario, de casi ocho y casi dos años de edad respectivamente, y numerosas veces, cuando me ven con ellos, algunas personas, afines a este mundo nuestro o en sus antípodas, se interesan acerca de si me gustaría que siguieran mis pasos en esta afición, si los estoy iniciando, a cada uno según su edad, en la caza y sobre cómo lo estoy haciendo.

Ante esto, mis palabras, de haberlas repetido ya en algunas ocasiones, casi me suenan a tópico: “yo les enseño a amar la naturaleza y a conocerla en toda su extensión, y luego ellos decidirán por sí solos si quieren ser cazadores... o no”. No creo que haga falta más, primero porque la vida de mis hijos les corresponde vivirla a ellos y la injerencia excesiva de los progenitores a veces obtiene el efecto contrario al deseado, y segundo porque no creo que exista mejor argumento en favor de lo venatorio que el conocimiento profundo y desprovisto de intoxicación y parcialidad del medio natural donde se lleva a cabo y las múltiples variables que lo rodean.

Felipe durante un rececho al corzo en primavera.

Que me haría ilusión, pongo por caso, cazar en mano o recechar en el futuro junto a los dos (con Felipe ya lo he hecho y las experiencias han resultado muy gratificantes), no lo niego, aunque con una condición: que lo hagan porque les apasione, porque creen en lo que son y en lo que hacen, no por dar satisfacción a su padre, que los va a querer y apoyar igual lleven un arma colgada al hombro por el monte, boten una pelota de baloncesto en una cancha, devoren libros durante su tiempo de ocio... He visto demasiada frustración o contrariedad en otros, incluso en mi padre cuando me decanté por la pesca antes que por la caza, como para esperar más de lo que me corresponde en esta parcela.

No sería igual y sí me decepcionaría que fueran y se comportasen como tantos y tantos en la actualidad, es decir, que les faltase espíritu crítico y visión global de las cosas, sin vicios ni sesgos, que aceptasen todo mansamente sin cuestionarse nada, que fueran incapaces de ponerse en el lugar de los que no piensan como ellos y respetar sus posturas, que eligiesen la senda de la ignorancia y la demagogia en lugar de aquélla basada en el saber y la coherencia, que no se condujesen con mesura, educación y cordura hasta en las situaciones más difíciles...

Vamos, que me dolería que fuesen y actuasen como, por ejemplo, buena parte de los ecologistas de este Siglo XXI y todos los animalistas y anticaza.  

Su voto: Ninguno Valoración: 4.6 (5 votos)
publicidad
publicidad

Completamente de acuerdo con lo dicho, eso mismo he seguido yo con mi hijo de trece años, y veo que su pasión por la caza no va a ser la misma que la que broto en mi de muy niño, es verdad que yo vivía en un pueblo en los años 60 y toda mi familia era cazadora, lo mame y prendió en mi. En el caso de mi hijo me ha visto cazar y ha tenido relación con todo lo que es el mundo de la caza, pero el vive su infancia en una gran urbe, con amigos urbanitas y rodeado de todo menos naturaleza (digamos entre semana), creo que por esto no prende la llama en el.
Pero llegados a este punto solo puedo decir que me alegro, acabo de leer dos noticias en relación a las propuestas que sobre la ley de caza de Castilla-La Mancha hace el grupo "Radicales Animalistas en Acción" (no es este el nombre con el que se autodenominas pero sin duda es el que les viene al pelo), no puedo decir que me sorprenda nada porque me lo esperaba, aunque la verdad no tan pronto, se ve la infiltración en todas estas organizaciones que en sus origines si eran ecologistas, de grupo de animalistas , y es mayor de lo que suponía en un principio, también esta afectando a la SEO que no parecía tan radical, hay otra noticia que también he leído hoy sobre esta ultima organización que no tiene nada que envidiar a la primera.
Con este panorama nos podemos imaginar a los cazadores del futuro, perseguidos y quizás hasta creen centro de reeducación para intentar arrancar de su cuerpo y su mente el instinto predador que corresponde a nuestra especie.
No quiero que mi hijo se vea sometido a este tipo de marginaciones que sin duda llegaran. Creo que los años que me restan como cazador activo, porque pasivo lo seré siempre, serán difíciles pero podré completarlos.
En estos comentarios no creo que sea conveniente extenderse más, pero te sugiero que tu que tienes medios y espacio le dediques un tiempo a estas dos noticias, una la de los primeros en Albacete y otra la de la encuesta que pretende hacer la SEO.
Como veras son esperpénticas, pero es lo que hay y a lo que nos tenemos que enfrentar en los próximos años, para cuando una huelga de cazadores y a ver que pasa con esto. No pretenden que la caza desaparezca saben que sería un desastre, pretende que desaparezca la caza recreativa, la que practicamos la inmensa mayoría de los cazadores y con la que damos un valor añadido a muchos espacios naturales. Lamento tener que acabar así pero que !asco me produce esta gente¡.

Cuando aún sonaba el Tam-Tam
(Caza Internacional)

75,00 €

20,00 €

15,00 €

Prismáticos Bresser Spezial Jagd 8x56
(Prismáticos para la caza)

139,00 €

15,00 €