Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
jmgarcia

El Blog de José María García

Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, entré a formar parte de Grupo V en 1999, ejerciendo primero como redactor de las revistas Federcaza y Caza Mayor, más tarde como redactor jefe de las mismas y, desde 2006 hasta el momento presente, como director de Caza Mayor, así como adjunto a la dirección de Federcaza. También fui director de Perros de Caza desde enero de 2007 hasta septiembre de 2013. Soy uno de los responsables de esta página web y practico tanto la caza menor con perro como la caza mayor en montería, rececho y aguardo.

 

40.000 jabalíes, plaga, invasión, tuberculosis… Madrid, ¿tenemos un problema?

No es algo nuevo ni que debiera extrañarnos, pues lo hemos abordado en esta web y resto de medios especializados en caza de Grupo V en muchas ocasiones, pero lo publica un medio generalista de forma rimbombante y parece que el cielo va a caernos encima. La sobrepoblación de especies de caza mayor y sus consecuencias, queridos amigos, ni más ni menos...

Y es que ayer, en El Confidencial, se publicaba una información que hablaba de una plaga de 40.000 jabalíes que invade Madrid, la mitad de ellos con tuberculosis, haciendo especial hincapié en los problemas que los suidos están generando en municipios como Torrelodones, Las Rozas, Galapagar, Hoyo de Manzanares, Colmenar Viejo, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Aranjuez… Desde luego la cifra, pues no existe censo oficial de la especie en la Comunidad de Madrid, no deja de ser una estimación, y además hablar de que la mitad o más de esos 40.000 cochinos están afectados por la tuberculosis es, cuando menos, algo aventurado.

Mirada desafiante de un jabalí adulto.

En cualquier caso, con mayor o menor acierto, el artículo, que vuelvo a insistir no es nada original porque, sin ir más lejos, aquí hemos publicado bastantes noticias y vídeos que dan fe de la sobreabundancia cochinera en algunas zonas de esta Comunidad, no deja de evidenciar un problema de fondo que está ahí, el exceso de jabalíes en territorio madrileño, que tampoco es nada extraño ni único porque ocurre lo mismo en otras autonomías españolas, sin ir más lejos, la muy de actualidad Cataluña.      

Lo triste del asunto es que al haberse dejado que el problema adquiera una enorme magnitud, ahora nadie quiere poner el cascabel al gato, es decir, que las responsabilidades parecen pasarse del tejado del Gobierno regional a los municipios y viceversa, como si de un partido de tenis se tratase a fin de eludir las mismas. No seré yo quien afirme que la resolución de lo que va camino de convertirse en un conflicto resulte sencillo en un espacio tan poblado como la Comunidad de Madrid, y tampoco que la actividad cinegética sea la única salida posible para desenredar el entuerto, pero si cogemos un poco de aquí y un poco de allá, y sobre todo dejamos de pensar en esos ecologistas y animalistas que tienen acogotados a los administradores autonómicos y locales, la situación podría reconducirse en unos años.  

Imagen utilizada en el artículo de El Confidencial de unos jabalíes en una calle de Torrelodones.

Porque una cosa es clara, si como se afirma en el texto de El Confidencial -que me genera bastantes dudas porque a las cifras oficiales de capturas de especies cinegéticas en España hay que adjudicarles unos márgenes de error brutales-, de las 3.457 capturas autorizadas por la Comunidad en la temporada 2011-12 se ha pasado a las 5.277 en la temporada 2015-16 (sumando las últimas cinco temporadas se han abatido 21.261 jabalíes), o se empieza a actuar con firmeza y coherencia medioambiental, sin paños calientes ni intentos de pasarse la patata caliente unos a otros, o veremos aumentar la nómina de municipios con graves problemas derivados de la presencia de guarros en los cascos urbanos, al tiempo que seguirá creciendo la siniestralidad en carreteras relacionada con los jabalíes, sus daños a la agricultura, etc.

El ejemplo de la cabra montés en la sierra madrileña debería servir de ejemplo con los cochinos, pues tras años de andarse con dimes y diretes a la vista de que la población montesera crecía a un ritmo endiablado al poco de ser reintroducida, tras la traslocación de animales vivos a otros puntos de la Sierra, tras el poco éxito de la caza con arco a la hora de impedir el incremento de la densidad de monteses madrileñas, tras llevar a la vertiente francesa de Pirineos algunos ejemplares para poblar los que antaño fueron dominios del bucardo o subespecie pirenaica de cabra montés (la introducción de cabras provenientes de Madrid aún no ha terminado en Francia)..., al final se tuvo que ‘coger la cabra por los cuernos’ y aprobar un programa de control mediante la caza con armas de fuego para reducir el desequilibrio de monteses, programa que tras meses paralizado judicialmente por culpa de animalistas y ecologistas, por fin echará a andar la semana próxima.

Como antes señalé, no creo que la actividad venatoria resuelva por sí sola la ‘invasión’ de jabalíes que denuncia David Fernández en El Confidencial, pero a buen seguro que el aumento de los cupos cochineros y de las autorizaciones de caza extraordinarias, así como la eliminación de trabas a la hora de cazar esta especie en determinados espacios, harán que los cazadores demuestren, una vez más, que son los mejores garantes de la conservación de las especies y los espacios.

Su voto: Ninguno Valoración: 5 (2 votos)
publicidad
publicidad

Prismáticos Bresser Spezial Jagd 8x56
(Prismáticos para la caza)

139,00 €

Prismáticos Konus Supreme 8x32 W.A
(Prismáticos para la caza)

134,00 €