Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.
davidtab

El blog de David Taboada

Siguiendo la tradición familiar, mi padre me inició desde niño en la caza con perros de rastro. Me dediqué durante mis primeros años a la caza del zorro en la costa norte coruñesa, para pasarme años después al jabalí, única pieza de caza a la que me dedico en la actualidad, en la Galicia interior.

 

Caza y redes sociales

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo


IMG_20161024_185225_1__0

Charlando hace un par de días con un amigo que sabe lo que es un perro de jabalí y caza con muchas y diversas cuadrillas en diferentes lugares, me decía algo que ya había oído en boca de otros compañeros... pareciese como que el objetivo de algunas personas e incluso de algunas cuadrillas no fuese otro más que sacar la foto del jabalí abatido cuanto antes y colgarla en facebook y los grupos de whatsapp... "van equis jabalíes", como si el disfrute de cazar estuviese relacionado con matar un determinado número de jabalíes por temporada o matar más jabalíes que el vecino.

Pienso que debemos reflexionar sobre este tema, porque a veces llega a ser hasta penoso, y era lo que me decía este amigo... hoy en día hay jabalíes, no es como hace años, cuando escaseaban y era realmente difícil dar con ellos. Hacer un perro de traílla (para qué nos vamos a engañar) no es la cosa más complicada del mundo y aunque perro y montero no sean unos grandes rastreadores es factible cortar un rastro y llegar a ubicar los puercos, al fin y al cabo no es tan difícil. Otra cosa es hacerlo con regularidad, incluso en condiciones adversas, haya muchos o haya pocos jabalíes, en diferentes terrenos, etc... Después, y sobre todo donde los montes son pequeños o medianos, una vez ubicados los jabalíes es cuestión de echar perros (en la inmensa mayoría de casos sustituyendo calidad por cantidad) y que peguen (o tropiecen) con ellos, y si no tropiezan, o se ponen duros y los perros reculan, pisar monte los monteros hasta que arranquen...

Lo que me comentaba mi interlocutor es que todos sabemos (además él lo ve de primera mano), que muchos jabalíes que se abaten por muchas cuadrillas no están ni medianamente bien trabajados por los perros, pero eso no importa, ya que pareciese que la única cuestión importante fuese el número y la foto. Muchos monteros basan la valía de sus perros por el número de jabalíes abatidos, y eso es un enorme error de apreciación, pues el número de jabalíes que mata una cuadrilla está mucho más relacionado con el tipo de terreno y la densidad de jabalíes que con cualquier otra cosa. Al final la valía de un perro de jabalí está mucho más relacionada con lo que no hace que con lo que sí hace... me explico... ¿en cuántos rastros soltamos que los perros no siguen realmente hasta darles salida? ¿cuántas veces pegan los perros con lo que no deben, echando a perder una suelta?, ¿cuántas veces reculan los perros y dejan los jabalíes dentro?. Cuando el viento sopla a favor es muy fácil echar los jabalíes, pero la valía de los perros jabalineros no se mide cuando la marea los empuja, sino cuando tienen la corriente y el viento en contra, es decir, cuando las cosas se ponen difíciles... por ejemplo con un jabalí malo, aguantando, manteniendo la posición sin retroceder.

Me hablaban el otro día de un "gran perro", en una cuadrilla en la que se mata un buen número de jabalíes por temporada; y es que el perro hace muy bien el peón de la noche hasta que llega a los jabalíes, da igual la hora a la que eches el perro en el rastro, si el aplace es bueno él los va a encontrar. Bien, cojonudo. Pero resulta que cuando perro llega a los jabalíes se calla, o queda por allí ladrando de vez en cuando, sin acercarse, y en ese momento es cuando sueltan a la tropa (10-15 perros) para que levante el bicho y lo lleve a las posturas. Nadie dice que el perro no tenga utilidad práctica, que la tiene, pero de ahí a decir que es "un gran perro" media un insondable abismo abisal.

Acaba el día de caza y poca gente te pregunta: "¿fue un buen día?,¿disfrutaste?"... incomprensiblemente lo que la mayoría pregunta es: "¿cuántos habéis matado?. Es una incongruencia, pues nadie hoy en día va al monte a por carne, sino en teoría a pasar el día y disfrutar del monte, de la compañía y del trabajo de los perros, sin embargo en la práctica algunos pareciese que fuesen a ver si son capaces de ser más que el vecino (desde su pobre perspectiva).

IMG_20160814_175120_1__0


Su voto: Ninguno Valoración: 4.5 (13 votos)
publicidad
publicidad

20,00 €

215,00 €

Prismático Konusvue 7x50
(Prismáticos para la caza)

77,00 €

Prismáticos Konus Supreme 8x32 W.A
(Prismáticos para la caza)

134,00 €