Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.

Osos: la disputa Miguel Delibes-Guillermo Palomero

Versión para impresiónVersión para impresiónEnviar a un amigoEnviar a un amigo

El mundillo naturalista y científico anda estos días particularmente revuelto. Los protagonistas son bien conocidos entre los cazadores, pues a uno de más que ilustre apellido se ha identificado desde hace mucho con los estudios sobre el lince, Miguel Delibes, y el otro con la conservación del oso pardo, en la que persevera desde hace decenios con creciente éxito, Guillermo Palomero. El asunto por el que ha estallado la polémica tiene que ver con osos y la bronca con un plagio.

No tiene el asunto que ver con la actividad cinegética, pero nada, aunque algunos lo pretendan, de lo que sucede en la Naturaleza nos es ajeno y menos cuando se trata de una especie tan emblemática y donde desde nuestro sector se está contribuyendo en todo lo posible a su mantenimiento y expansión. La colaboración es intensa y fructífera y buena prueba de ello es como de año en año la conciencia aumenta. Tanto las patrullas como las asociaciones venatorias han constatado una disminución de lazos y veneno que pueden afectar a la población osera. Así que seguro que esto que les cuento, aunque no haya lance ni trofeo, les va a interesar.

osos FOPHace ya seis  años en una de mis visitas a la Cordillera Cantábrica, Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo, y varios de los miembros de sus patrullas me relataron, con pesar, que uno de los problemas para la especie era que los osos machos, en busca de hembras con que aparearse, mataban a los cachorros de éstas. Incluso, y con los integrantes de la patrulla del Alto Sil, estuvimos en un roquedo donde tan sólo unos días antes se había producido uno de estos desgraciados sucesos que había acabado con la vida de tres oseznos. Me impactó tanto el asunto que quizás recuerden algún artículo mío dando cuenta del suceso.

En el año 2007, Palomero y sus colaboradores publicaron un libro: “Osas. El comportamiento de las osas con crías”, en el que daban cuenta de ocho casos por ellos comprobados. Uno más, sucedido posteriormente, también fue detectado por sus patrullas. En el año 2009, un grupo de investigadores de Doñana, entre cuyos firmantes figuraban Miguel Delibes y Alberto Fernández, de la estación Biológica de Doñana, publicaba en la más prestigiosa revista del sector ‘Animal Behavior’ un artículo sobre el asunto, atribuyéndose el descubrimiento de este comportamiento y ofreciéndolo como primicia a la comunidad científica. Sin hacer ni una sola referencia al origen de sus datos, ni al hecho de que hubieran sido ya publicados (aunque en algún pasaje y por otra cuestión si mencionaran el citado libro) anteriormente por quienes más han observado, estudiado y controlado a las poblaciones de osos hispanos

La Fundación Oso Pardo protestó, con contención y mesura, por ello ante la revista buscando tan sólo el reconocimiento mínimo a su trabajo y datos. Ante la negativa cerrada de los “autores” y vistas las contundente pruebas ‘Animal Behaviour’ ha optado por eliminar el artículo y colocar sobre él un “Retracted” que deja en pésimo lugar a sus responsables. La polvareda que ello ha levantado en el mundo de la conservación está siendo enorme y el prestigio de los firmantes ha salido seriamente dañado.

Esos son los hechos. Y sobran los comentarios. La apropiación del trabajo ajeno y la ocultación de fuentes no pueden tener cabida en el mundo de la ciencia ni en las publicaciones serias.

(Foto: FOP).

Su voto: Ninguno Valoración: 4.3 (6 votos)
publicidad
publicidad

Esto es como el "descubrimiento" de sesudos biólogos hace poco de que algunas osas cantábricas con oseznos no hibernan... cosa que ya sabían de sobra en el s.XIV, como bien refleja el Libro de la Montería de Alfonso XI.

Saludos.

Que lástima D. Antonio que personas con un apellido ilustre y cierta resonancia en el mundo de la caza y la conservación caigan en el defecto de la ambición apropiándose (presuntamente) de los trabajos hechos por otros con esfuerzo y dedicación. No si no solo son los políticos que nos decepcionan en esta España nuestra. Un cordial saludo y como siempre mi admiración

tienes razón, sobran los comentarios ,soy cazador, de Cantabria concreta mente y a Guillermo palomero si le e visto trabajando sobre el terreno,en el valle de Polaciones y sin cámaras de television. un saludo

Prismáticos Bresser Spezial Jagd 8x56
(Prismáticos para la caza)

139,00 €

Linterna Maglite Led 2D Pro
(Linterna Maglite)

44,95 €

El raso de la viña
(Más Libros)

22,00 €

Cuaderno de lobos
(Más Libros)

129,00 €

15,00 €

Traje de agua
(Chaquetas de caza)

14,00 €